Personajes que ganan má$ que AMLO
15 diciembre, 2021
Óscar Sánchez García impulsará el desarrollo urbano y rural de Almoloya de Juárez
16 diciembre, 2021

Presidente municipal de Gadalajara en escándalo por corrupción

Comparte esta entrada

El Presidente Municipal de Guadalajara, Pablo Lemus, aún puede parar lo que, de seguir, sería el mayor escándalo de corrupción de su naciente administración. Le está allanando el camino para realizar el acto corrupto de este trienio que será la segunda parte de “A Toda Máquina” versión automotriz, llevando de socio al mismo Guillermo Romo Romero.

Pablo Lemus Navarro pretende beneficiar a la empresa Grupo Mega, ramo automotriz de Guillermo Romo Romero, protagonista del proyecto “A Toda Máquina” que ejecutó el gobierno de Jalisco hace casi 3 años, con un monto de 3,600 millones de pesos, para el arrendamiento de maquinaria pesada, y hoy con el ‘pretexto’ de fortalecer a la Comisaría Tapatía y mejorar la seguridad municipal, y otorgarán el Servicio de Arrendamiento Integral de Equipamiento de Seguridad, que será para adquirir 290 camionetas doble cabina con motor V6.

La industria nacional automotriz, distribuidores y agentes financieros, ya pusieron la lupa a esta licitación que a todas luces está dirigida para beneficiar o favorecer a la empresa automotriz de Servicios Mega de Guillermo Romo Romero. Como se recordará, Guillermo Romo Romero, es propietario de la compañía Operadora de Servicios Mega, -ganadora de la licitación en el programa “A toda Máquina” y que ha sido el escándalo en el sexenio de Enrique Alfaro.

Romo Romero, es el mismo personaje que acompañó al gobernador de Jalisco Enrique Alfaro, al Staples Center de Los Ángeles, California y que fueron captados presenciando en primera fila el juego de los Lakers, y trascendió que fue quien regaló los boletos del juego, por cierto muy caros.

Esas 290 unidades, ‘nadie las tiene’, excepto la empresa de Romo y en la convocatoria de fecha 7 de diciembre de 2021 de manera dirigida piden unidades con motor V6, cuando lo ‘normal’ deberían de ser con motores V6 y V8. La licitación “a modo”, presenta detalles que son ilegales, para favorecer a esa empresa, ya que le “armaron” la licitación con requisitos que no son normales y evidencian la componenda.

La industria automotriz avizora un gran escándalo y un conflicto legal para el Ayuntamiento de Guadalajara y de su alcalde Pablo Lemus ante las claras anomalías e intenciones de entregarlas a sobre precio porque con las características que solicitan, no hay en el mercado y ante esa escasez y no permitir el libre mercado negándose a transparentar la licitación será un rotundo fracaso y los empresarios del ramo en esta ocasión pelearán en tribunales para evitar este robo descarado y en despoblado al erario público tapatío con el llamado A Toda Máquina segunda parte.

Este proceso turbio de adquisición, de aprobarse, marcará la administración de Pablo Lemus con una gran marca de corrupción y será un estorbo en sus aspiraciones del 2024.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.