Minería, robo de la riqueza mexicana
15 julio, 2021
Héctor, ‘El Güero’ Palma, el hombre más respetado por ‘El Chapo’ Guzmán
15 julio, 2021

“Coque” por Cuba entre López Obrador y Biden

Comparte esta entrada

Por: Juan Chávez

En lugar de “otros datos”, el presidente López Obrador debiera tomar en cuenta que son “otros tiempos” y que de ninguna manera conviene a México que se haya lanzado en franco apoyo a la dictadura de Cuba y demandara diálogo a los miles de cubanos que el domingo se lanzaron a las calles de 12 provincias cubanas al grito de “libertad” y “abajo la dictadura”.

Fidel Castro Ruz, el emblema cubano y opresor de la comunista Cuba por más de tres décadas estalló su revolución contra otro dictador, Fulgencio Batista, que de presidente electo allá por los años 40 del siglo pasado, de un golpe de Estado en 1952 se convirtió en opresor de los cubanos poniéndose, de hecho, bajo la férula de los Estados Unidos.

Castro Ruz, en su revolución, vino a México en los 50, para ser apoyado económicamente por Carlos Hank González, que le prestó su rancho para que se entrenara.

De México partió la embarcación “Gamma” que lo condujo, con sus revolucionarios, para entrar triunfante a La Habana en enero de 1959.

Fueron los tiempos en que la desaparecida Unión Soviética lo apoyó hasta con misiles y engañó al entonces presidente López Mateos que de su gira por el Oriente, hubo de regresar intempestivamente de Honolulu para frenar las frenéticas ambiciones del dictador cubano que estaba dispuesto atacar a la Unión Americana con las armas soviéticas.

Ahora, por eso es distinto, aunque el nuevo dictadorzuelo cubano Miguel Díaz-Canel cuente con el andamio de Rusia, que no ha dejado de ser potencia nuclear y que de alguna forma ya acusó a Joe Biden de meter su cuchara contra el gobierno cubano.

Tras el triunfo de la revolución comunista de Castro Ruz, los países integrantes de la Organización de Estados Americanos rompieron con Cuba, salvo el México que gobernaba López Mateos.

Estados Unidos estableció el bloqueo contra la Cuba del dictador que lleva una duración de más de 60 años.

En tal escenario, López Obrador, con el título de la rebasada política internacional de México de no intervención y de respeto a la autonomía de los pueblos, embarcó a México al denostar a los rebeldes cubanos que se manifestaron en sendas protestas este domingo, contra la dictadura de Díaz-Canel por la crisis económica que los tiene muertos de hambre y el pésimo manejo de la pandemia Covid-19 que asola a la población de la isla.

En una tesitura así, nada difícil es que Biden, simplemente por el apoyo que López Obrador le brindó al gobierno cubano, cuyo nuevo “presidente” fue electo por el dictador Raúl Castro Ruz (hermano del desaparecido Fidel), asuma medidas que hagan temblar al país mexicano.

En síntesis, López Obrador chocó con Biden y achicó sus márgenes de operación política con el vecino del norte y se fue con todo al fijar su postura respecto a la situación en Cuba, colisionando con Biden por lo diferente que ven al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *