Niegan entrada a Estados Unidos a persona vacunada con Sinovac
15 junio, 2021
Mal construida, dictamen de la L 12
17 junio, 2021

Energías fósiles queman el mundo

Comparte esta entrada

Por: Juan Chávez

El mundo está lejos de producir energía limpia. No hay conciencia de que con prender los focos, el refrigerador o el micro, estamos acelerando los efectos del cambio climático que ya asolan al planeta y sus casi ocho mil millones de habitantes.

Todos producimos el dióxido de carbono porque no exigimos a nuestros gobiernos que se dejen de cuentos y se aboquen a producir la electricidad con recursos renovables y empecemos a abandonar el uso de los combustibles fósiles, carbón, petróleo y gas en las termoeléctricas que producen la energía.

El consumo de energías fósiles es 80% del total, igual que hace 10 años y es principal responsable del calentamiento global

Los combustibles fósiles son fuente principal del calentamiento global y en una década, de 2009 a 2019, apenas si su consumo se redujo una décima y quedó en 80.2%.

A cambio, en el mundo entero, las renovables solo prosperaron ligeramente.

Los líderes del afamado G-7 que recién concluyeran su primera reunión presencial tras dos años que se los impidió la pandemia, se comprometieron con una “revolución verde” que limitaría el aumento de las temperaturas globales a 1,5° C.

Los líderes del G7 respaldaron este domingo (13.06.2021) nuevos objetivos medioambientales y de reducción de emisiones para frenar el cambio climático.

Los jefes de Estado y de gobierno de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido, que celebraron su primera cumbre en persona en casi dos años debido a la pandemia, acordaron proteger el 30% de la tierra y los océanos para el final de esta década.

Este “Pacto por la Naturaleza”, destinado a detener y revertir la pérdida de biodiversidad, también les comprometerá a reducir casi a la mitad sus emisiones de carbono para 2030.

Lo anterior incluye la obligación de utilizar únicamente, “lo antes posible”, el llamado carbón limpio para la producción de energía, el fin de las ayudas gubernamentales a los combustibles fósiles en el extranjero y la eliminación progresiva de automóviles de gasolina y diésel.

En la década aludida, la porción de energías renovables creció alrededor de un 5% anual pero, debido al crecimiento de la demanda energética mundial, solo pasó del 8.7 al 11.2% del consumo global, indica el informe mundial.

“Estamos lejos del cambio de paradigma necesario para un futuro energético limpio, más sano y más equitativo”, señala el informe.

“Con subvenciones a los carburantes fósiles de 550,000 millones de dólares en 2019 –casi el doble de lo invertido en renovables–, las promesas de acción climática de los últimos diez años evidencian ser palabras al viento”, estimó la directora de REN21, Rana Abid.

En un número creciente de regiones, como partes de China, la Unión Europea, India o Estados Unidos, ahora es menos costoso construir parques eólicos o fotovoltaicos que explotar centrales de carbón existentes.

Urge que los gobiernos dejen de contentarse con apoyar las energías renovables, pero más urgente y necesario es que emprendan la dinámica de poner fuera de servicio las centrales de combustibles fósiles. Sustituir al grito de ¡ya! el uso de vehículos que queman gasolina y diésel, por los eléctricos que quemen energía limpia.

El mundo debe sumirse en la economía verde; de otra forma el calentamiento global seguirá con su furiosas destrucción y estaremos viviendo el ¡sálvese quien pueda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *