SUTEYM DA LA BIENVENIDA A RECIÉN AGREMIADOS
9 junio, 2021
Nueva tecnología: agua potable de mar en 30 minutos
11 junio, 2021

Limpia sindical con Kamala

Comparte esta entrada

Por: Juan Chávez

Estados Unidos “mete de nuevo la pierna” y lanza la segunda queja laboral contra México bajo el Tratado de Libre Comercio México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC).

Es el resultado directo e inmediato de la visita de la vicepresidenta de la Unión Americana, Kamala Harris, apenas dos días después de su rápida y breve estadía en México.

Diríase que, con la lupa mirando las reglas del juego que se pactaron en el capítulo 23 del Tratado, la limpia sindical le vendrá al país de su vecino del norte porque hasta ahora, incluido López Obrador, ningún presidente ha ejercido su poder contra los eternizados líderes del sector obrero mexicano.

Tales dirigentes echaron alaridos porque ellos no fueron invitados a la reunión “Kamala con líderes obreros”.

A la reunión con Kamala Harris este martes, no se convocó a líderes sindicales sino a especialistas en materia laboral. “La vicepresidenta de los Estados Unidos quería escuchar las diferentes opiniones de quienes trabajamos sobre el tema laboral, no escuchar a los sindicalistas”, afirmó Inés González, una de las seis personas que por espacio de 50 minutos dialogaron con la visitante, y que es una de las coordinadoras colegiadas de la Red de Mujeres Sindicalistas.

Sin embargo, fue Imelda Jiménez, trabajadora de la planta Teksid Hierro de México -empresa líder del Grupo TEKSID, sector metalúrgico del grupo FIAT, dedicada a la producción de monoblocks para la fabricación de motores de camiones y maquinaria pesada de la industria automotriz–, quien expuso a la vicepresidenta de Estados Unidos las dificultades que hay en nuestro país para sindicalizarse y sobre todo que las empresas reconozcan la decisión de la mayoría de los trabajadores.

Le relató a Kamala el desconocimiento del sindicato que organizaron y que ganó las elecciones, pero que la empresa se negó a reconocer y expulsó a 123 trabajadores que se niega a reinstalar.

También le hizo notar que el ingreso, cuando comenzaron su lucha hace 7 años, era de 2 dólares con 50 centavos por hora.

En la reunión con especialistas laborales, Jiménez comentó ante Harris que la organización sindical que se encontraba en dicha planta pertenece a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), liderada por el mismo dirigente que de General Motors, Tereso Medina.

Ahora, y tras la visita de Kamala Harris, el vecino del norte activó formalmente el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del Tratado en contra de la fábrica de autopartes Tridonex.

EU señaló que Tridonex, fábrica de autopartes, no respeta derechos laborales.

La representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, y el secretario de Trabajo de los Estados Unidos, Marty Walsh, anunciaron este miércoles que Estados Unidos solicitó formalmente a México que revise a fondo si se les han negado sus derechos de libre asociación y negociación colectiva a los trabajadores de la planta de Tridonex ubicada en Matamoros, Tamaulipas.

La primera ocasión que se necesitó recurrir a este instrumento fue en contra de la planta de General Motors de Silao, Guanajuato, debido a que sus trabajadores denunciaron que se les han estado negando sus derechos de libre asociación y negociación colectiva.

La visita de Kamala Harris, definitivamente, no fue por la foto con AMLO en Palacio. Ahí, todo fue abstracto. Lo real, lo positivo, lo concreto se dio en las dos reuniones que tuvo con

emprendedoras y líderes sindicales que no huelen a CTM y otras centrales obreras. Kamala representó el aumento a la presión para vigilar los derechos laborales en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *