Nueva tecnología: agua potable de mar en 30 minutos
11 junio, 2021
Niegan entrada a Estados Unidos a persona vacunada con Sinovac
15 junio, 2021

La Biblia al revés: Santiago el Justo, hermano de Jesús

Comparte esta entrada

Por: Juan Chávez

Comentar la Biblia desde la perspectiva de voltearla al revés para entenderla, no es tarea compleja. Al contrario, resulta atractiva y esclarecedora de los versículos que la Iglesia se empeña en afirmar “fueron escritos por Dios”.

De la figura de Jacobo o Santiago, los dos nombres con que el Libro de Libros suele identificarle, no dicen lo que él verdaderamente fue.

De los evangelios sinópticos (semejantes), solo Lucas y Mateo, junto al canónico de Juan, lo señalan como uno de los 12 apóstoles de Jesús, pero no lo llaman como en otras fuentes aparece: Santiago el Justo o Jacobo el Justo.

Menos señalan que fue hermano carnal de Jesús, concebido por María (la virgen) y José el carpintero, después del nacimiento del predicador de la Galilea.

Y no aclaran que entre los 12 apóstoles seguidores de Jesucristo hubo dos Santiago, el mayor y el menor, que fue su hermano, así como hubo dos Judas, Iscariote, el considerado traidor, y Tadeo, que habría de convertirse, con el andar de los siglos, en Judas Tadeo, santo de las causas difíciles digno de peregrinaciones en la ciudad de México, cada día 28 de los 12 meses del año.

El primer Santiago es, con Juan, hijo de Zebedeo y es también el primero que alrededor del año 44 d.C., el rey Herodes de Agripa, hijo de Herodes el Grande, mandó matar.

Entonces resulta que es otro Jacobo al que se refiere Lucas en el versículo 17 donde registra que Pedro envió noticias de su liberación de prisión a alguien de nombre Jacobo.

Aunque en el Nuevo Testamento aparecen hasta 7 personas diferentes con alguna de las variantes del mismo nombre (Jacobo o Santiago), hay que admitir que en este caso se trata de Jacobo, el hermano de Jesús (Gálatas 1:19).

Los hermanos de Jesús acompañaron a los apóstoles en Jerusalén en los inicios de la iglesia luego de la partida de Jesús (Hechos 1:14)

En sus 31 mil 104 versículos, el libro sagrado, dedica algunas líneas a Santiago el Justo en el Nuevo Testamento.

Santiago el Justo llegó a nominarse como Cristo (Mesías) y fue designado por el más antiguo de los concilios (el de los apóstoles), Obispo de Jerusalén, líder de la naciente iglesia.

También fue autor del Libro de Santiago, un compendio de reglas morales.

Como líder en Jerusalén, Jacobo, el hermano de Jesús, habló con autoridad para poner fin a una controversia interna de la iglesia acerca de la circuncisión de los creyentes gentiles (Hechos 15:13-19) y 21:18.

De acuerdo con Josefo, historiador judío del siglo primero, la jerarquía religiosa judía, como en el caso de Jesús, decretó su muerte, solo que fue por lapidación. La muerte de Jacobo, el hermano de Jesús que también se invistiera como Cristo, sucedió alrededor del año 62 d.C.

Jacobo o Santiago el Justo, como prefiera llamársele, da para más capítulos de la Biblia al revés. Habiendo nacido en los primeros años del siglo I en Galilea (posiblemente Nazaret), provincia de la Judea que dominaba el imperio romano, Santiago el Justo es venerado por todas las confesiones cristianas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *