México y EU trabajarán sobre estos 6 acuerdos: ↓
9 junio, 2021
SUTEYM DA LA BIENVENIDA A RECIÉN AGREMIADOS
9 junio, 2021

¿Morena perdió fuerza política en Edomex y CDMX?

Comparte esta entrada

Juan Chávez

Las elecciones del domingo fueron más allá de arrebatarle a Morena y sus aliados la mayoría calificada en la Cámara de Diputados.

Resulta más relevante que perdiera en el estado de México y en la Ciudad de México, sus dos importantes bastiones que dejan al partido Morena bailando la carioca para las presidenciales de 2024.

Habría que subrayar también que perdió el apoyo de los jóvenes y de personas con estudios universitarios.

La alianza PRI-PAN-PRD arrebató municipios emblema al partido del presidente en Edomex y en la capital de la República perdió alcaldías clave como Cuauhtémoc y Tlalpan.

En esta última, la derrota despinta en grado sumo al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), si se estima que en tal demarcación López Obrador tiene su casa particular y que en Tlalpan vive la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum.

El Censo de Población y Vivienda 2020 reveló que la zona metropolitana del Valle de México suma más de 20 millones de habitantes y, obvio, con la cifra más alta de votantes: arriba de 17 millones.

A la entidad mexiquense muchos la apodan “la antesala presidencial” o “la joya de la corona” y no es para menos, según el último censo, en su territorio que parece ahorcar a la CDMX, vive el 12% de la población del país, y según datos del INE, el 13% del padrón electoral nacional, lo que representa un notable botín político en la cuenta regresiva para la elección presidencial del 2024.

Junto con la capital del país, en las “históricas elecciones” del 6 de junio, Edomex puso un hasta aquí a Morena.

Se ganó la mayoría de las 41 diputaciones federales en el estado de México, igual que en las 43 del Congreso local, y en la CDMX, los aliancistas de “Va por México”, se impusieron en 9 de las 16 alcaldías.

El antiguo Distrito Federal fue virtualmente partido a la mitad: las alcaldías del Oriente, 7, fueron para Morena y las del Centro y Occidente, para el PAN y la Coalición Va por México.

El 85% de todo el padrón electoral está repartido en espacios metropolitanos: 12% viven en la Zona Metropolitana de Toluca (ZMT) y 73% en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM).

Los tres municipios más habitados de México son Tijuana, Baja California, con 1 millón 922 mil 523 personas; Iztapalapa, Ciudad de México, con poco más de 1 millón 835 mil 486, y León, Guanajuato, con 1 millón 721 mil 215.

Morena también perdió León a manos del PAN que conquistó además la gubernatura.

Las cifras son claras y hablan más que las palabras. Confucio sostenía que las estadísticas son el sostén de la palabra.

De hecho, Morena quedó sin sus dos principales bastiones para el 2024: Edomex y CDMX.

La coalición PAN-PRI-PRD, a cambio, se apunta no solo como el gran muro que frenará los irrefrenables ímpetus de AMLO de prolongar su mandato presidencial, sino que está lista para la próxima elección presidencial.

Quizá a los aliancistas se sumen el Verde y Movimiento Ciudadano que ganaron, respectivamente, San Luis Potosí y Nuevo León.

La alianza entre el PAN, PRI y PRD en el Edomex arrebató también a Morena las alcaldías como Metepec y Toluca, además de que se hizo del control del sur del territorio.

De acuerdo con los resultados , la alianza “Va por el Estado de México” llevaba una amplia ventaja sobre Morena en la mayoría de los 125 municipios, al adjudicarse triunfos en 51 localidades y arrebatándole municipios emblemáticos como Toluca, Metepec, Naucalpan, Tlalnepantla y prácticamente todo el sur del territorio.

La alianza estratégica del PRI, PAN y PRD terminó por imponerse y desfundar el morenismo mexiquense.

Además de municipios del sur que apenas duraron tres años bajo gestiones morenistas, en el Valle de Toluca la alianza que comandó el PRI se impuso en municipios emblemáticos de esta región, como San Mateo Atenco, Zinacantepec y Lerma, mientras que el tradicional corredor azul, se pintó de rosa, el color de la alianza, al quitarle a Morena sus triunfos del 2018 en municipios “clave” como Naucalpan, Atizapán de Zaragoza, Tlalnepantla y Cuautitlán Izcalli, mientras que Huixquilucan lo ganó el PAN.

Hacia el norte de la entidad, localidades como Atlacomulco, San José del Rincón y San Felipe del Progreso volverán a ser gobernados por el PRI a través de la alianza.

Igualmente, “Va por el Estado de México” se impuso en los municipios de la zona de los volcanes, como Amecameca, Hueypoxtla, Ecatzingo y Juchitepec, y del valle de Toluca como Lerma, Almoloya de Juárez y Capulhuac.

Lo anterior significa que el PRI tendrá el control prácticamente de 74 de los 125 municipios, además de la gubernatura; mientras que, de los 45 distritos de mayoría en disputa, se apuntó con 20 para la alianza.

Morena seguirá dominando Ecatepec, Nezahualcóyotl, Ixtapaluca y Chimalhuacán.

El bono de confianza que México le entregó a Morena en 2018 contra la violencia y la corrupción se aminoró en las elecciones intermedias. Los resultados indican que el partido fundado en 2014 por el presidente López Obrador alcanzará la mayoría simple junto a sus aliados (PT y PVEM), pero no la mayoría calificada en la Cámara de Diputados. Así le fue a Morena en las elecciones 2021.

PAN, PRI y PRD defenderán en tribunales las elecciones en SLP, Michoacán y Campeche, y es posible que en esta última entidad y Guerrero, los comicios de gobernador sean anulados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *