Hoy será un grito sin gente en el zócalo
15 septiembre, 2020
Proceder de UAEM con respecto a contralor no es ilegal: Felipe Córdova
23 septiembre, 2020

Empleos cambian por covid.19

Comparte esta entrada

Más del 95% de las empresas, están introduciendo cambios en sus puestos de trabajo luego de que por la pandemia, se instrumentó primero el tele-trabajo para no salir de casa.

El reto es crear modelos estructurales de negocios que permitan subsistir a los negocios obligados a convivir con los avatares del coronavirus que no cesa de causar numerosos contagios y muertes en el mundo.

La vacuna y los medicamentos para frenar y combatir la mortal enfermedad, no llegan. Hay una competencia entre farmacéuticas e investigadores de una treintena de países por producir los medicamentos, pero no existe plazo para los alivios.

Se habla de que Rusia tiene lista su vacuna y que la mantiene en fase 3, pero hay severo porcentaje de efectos secundarios.

Trump asevera que Estados Unidos la tendrá lista en noviembre. A lo mejor la suelta el martes 3 como efecto electoral para ganar la reelección.

El caso es que 95.1% de las empresas en México ha tenido que modificar sus modelos de negocio a raíz de la pandemia; esto ha obligado a poner en marcha estrategias de capacitación para preparar a los colaboradores, como suele llamarse ahora a los trabajadores en medida artera contra el sindicalismo.

Parte importante de la transformación laboral está en la desaparición de los sindicatos y sumar a los trabajadores como “colaboradores” para que la empresa los tenga de su lado y opere sin presiones humanas.

El “tele-trabajo” nació para quedarse. La alerta sanitaria que se vive a todo lo largo y ancho del planeta ha orillado a las empresas de todos los rincones a efectuar cambios estructurales de manera urgente. Dentro de todo este lío se encuentran los colaboradores, quienes han tenido que aguantar la operación y las modificaciones necesarias para seguir adelante liderados por los directivos y el personal de Recursos Humanos.

Se trata, en el caso de los trabajadores, de no perder el empleo.

El gobierno mismo que ha anunciado para octubre –así lo señaló AMLO—la vuelta de la burocracia a sus oficinas, va a tener que modificar de raíz su relación laboral, dado que covid no cede.

Sólo 4.9% de los empresarios ha podido mantener su modelo de negocios intacto después del 19 de marzo, cuando se decretó en México el inicio de la Jornada de Sana Distancia y que aún no muestra signos de terminar.

La gran mayoría coincide en la rápida adaptación tecnológica que se tuvo que llevar a cabo y cómo la creación de nuevos puestos se convirtió en una constante.

Distroller, la marca de entretenimiento mexicana detrás de “¡Virgencita, Plis Cuídame!” es un ejemplo de ello. La compañía tuvo una reestructuración completa a velocidad de la luz. Hoy día tiene posiciones que antes no existían, 100% enfocadas en la digitalización y en la nueva normalidad. El reto fue conservar la plantilla y otorgar toda la capacitación necesaria, y no parar de crecer. Al contrario, hacer todo lo posible por avanzar porque el 95% de su venta se encontraba paralizada.

Por insólito que parezca, el 60% de las innovaciones en las grandes empresas surgió de sus “colaboradores” que no están dispuestos a perder el trabajo. Ellos, más que los empresarios, buscan los equilibrios impuestos por el “quédate en casa” de la pandemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *