UAEM, sin adeudos con el ISSEMyM
21 julio, 2020
Regresan los autocinemas
21 julio, 2020

En la mira 33 exfuncionarios del sexenio de Peña Nieto

Comparte esta entrada

Por: J. Jesús Lemus

Emilio Lozoya Austin podría ser al expresidente Enrique Peña Nieto lo que Genaro García Luna es a Felipe Calderón: un riesgo inminente de terminar frente a la justicia, a fin de explicar la montaña de corrupción que se gestó durante su administración pública. El caso de Emilio Lozoya no es distinto al de Genaro García, ambos no son los únicos responsables de la cauda de corrupción de que se les acusa.

En el caso del extitular de Petróleos Mexicanos (Pemex), procesado por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho, podría haber otros responsables, incluido el ex presidente Enrique Peña Nieto, quienes pudieron haber tenido participación en el delito de desvío de recursos cuantificado en más de 4 mil millones de pesos del erario, y sobornos por más de 10 millones de dólares.

De acuerdo a fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR) consultadas por Ángel Metropolitano, tras la aceptación de Emilio Lozoya de colaborar en las investigaciones anticorrupción que se han iniciado en su contra, podría haber por lo menos 33 exfuncionarios de la administración pasada que se beneficiaron con los actos ilegales del extitular de Pemex.

Los exfuncionarios coludidos con Lozoya Austin podrían ser desde diputados y senadores del PRI, hasta secretarios de estado y miembros del Consejo de Administración de Pemex de la pasada administración, quienes participaron en la aprobación de las leyes de la Reforma Energética o avalaron transacciones económicas de la empresa petrolera propiedad del Estado.

FUNCIONARIOS EN CAPILLA

Es mucha la expectativa sobre los nombres que mencionará Emilio Lozoya, como parte del entramado de corrupción que encabezó cuando estuvo al frente de Pemex, entre el 4 de diciembre de 2012 al 8 de febrero de 2016, pues existe la versión de que este funcionario documentó en video todas las reuniones de operaciones ilícitas que hizo como parte de su encargo oficial.

De entrada, no se puede negar la relación y cercanía, más allá de que se confirme o no un nexo de corrupción, que mantuvo Emilio Lozoya con los diputados José Angelino Caamal Mena, del Partido Nueva Alianza (Panal); Ricardo Astudillo Suárez, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM); Juan Bueno Torio, del Partido Acción Nacional (PAN), y Eloy Cantú Segovia, del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Estos legisladores, igual que Rubén Camarillo Ortega (PAN), Arturo Escobar y Vega (PVEM), Javier Treviño Cantú (PRI), Luis Alberto Villarreal García (PAN), Nabor Ochoa López (PVEM) y Paulina Alejandra del Moral Vela (PRI), fueron los que el 12 de diciembre de 2013 avalaron en lo general la Reforma Energética, la que previamente había aprobado el Senado.

El paso de la Reforma Energética en la Cámara de Diputados no habría podido ser sin el apoyo de Manlio Fabio Beltrones, entonces coordinador de la bancada del PRI; de Ricardo Anaya, presidente de la mesa directiva y Luis Alberto Villareal, coordinador de los diputados del PAN, considerados los alfiles de Emilio Lozoya.

En el Senado el grado de influencia que tuvo el hoy procesado ex director de Pemex fue mucho. Gracias a sus relaciones personales, por decir lo menos, con Miguel Barbosa, entonces del PRD y hoy gobernador de Puebla por Morena, se habría podido afinar la forma de entrega de recursos a manos de particulares, de donde se derivaron actos de corrupción que son investigados por la FGR.

Otros senadores que posibilitaron la encomienda de Emilio Lozoya, y que hoy están en la mira de la justicia, son los priístas Carlos Romero Deschamps, entonces secretario de la Comisión de Energía; Emilio Gamboa Patrón, coordinador de los senadores del PRI, y David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía. Luego de las deposos que haga Emilio Lozoya ante el Ministerio Público de la Federación, puede que tampoco queden bien librados los que fueron senadores del PAN en ese momento y que avalaron la Reforma Energética, principalmente el hoy gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, Francisco Domínguez y Jorge Luis Lavalle, todos integrantes de la Comisión de Energía.

Entre los exsenadores que podrían resultar también embarrados del escándalo de corrupción que hoy acapara el escenario mediático del país, se encuentran Salvador Vega Casillas, quien fue secretario de la Comisión de Energía, y Raúl García Guzmán, entonces integrante de la Comisión de Estudios Legislativos.

También los integrantes del Consejo de Administración de Pemex, que trabajaron al lado de Lozoya Austin, podrían ser parte del daño colateral causado por la administración corrupta que avaló el presidente Enrique Peña Nieto, entre los que se encuentran los exsubsecretarios de Energía y de Hacienda y Crédito Público, Pedro Joaquín Coldwell y Luis Videgaray Caso. A la lista de los que ya son investigados en la FGR, por los malos manejos administrativos que se dieron en Pemex, también se suman José Rogelio Garza, quien fuera subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía; María de Lourdes Melgar Palacios, subsecretaria de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía, y Cuauhtémoc Ochoa Fernandez, que era subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Otros nombres que podrían salir a flote en este caso de corrupción, son los ex consejeros independientes del administrativo de Pemex, Octavio Pastrana, Jorge Borja Navarrete y Alberto Tiburcio Solorio, así como Edgar Torres Galindo, quien fuera director de Pemex Fertilizantes, Miguel Ángel Flores Ramírez y Fernando Zendejas Reyes. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *