Urge más encierro: UNAM
3 junio, 2020
Nanotecnología y coronavirus
3 junio, 2020

SOS AMLO: ¡Sigue la corrupción!

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 90

Comparte esta entrada


Juan Chávez

Los datos, fatales para la cuarta transformación de AMLO, son del  INEGI:

En 2019 la corrupción tuvo un costo de 12,769 millones de pesos.

Según la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)  llevó a cabo, en las ventanillas de las dependencias del gobierno federal, servidores públicos siguen despachándose con la cuchara grande, de tal suerte que el año pasado, las prácticas de corrupción se incrementaron de 14,635 víctimas por cada 100 mil habitantes en el 2017 a 15,732 el año pasado.

La tasa de corrupción directamente dentro de las instituciones gubernamentales, pasó de 25,541 actos por cada 100 mil habitantes en el 2017 a 30,456 en el 2019.

El inquilino de Palacio que día a día pregona su campaña anti-corrupción y declara que la está venciendo y la vencerá, no se asoma ni de faul a las ventanillas, donde los particulares tienen que entrarle con su cuerno para acelerar cualquier trámite solicitado.

Un especialista en el tema, señala que la frecuencia de corrupción en trámites y servicios “es un predictor de lo que será la percepción en los próximos años”.

El discurso mañanero no importa; el gobierno federal tiene que asomarse a los contactos servicios públicos-particulares, donde abunda el fenómeno. Es decir, en las peroratas presidenciales  se está toreando a  la brava la realidad.

Las cifras del  INEGI denotan que las políticas contra la corrupción no llegan a la gente.

Lo peor es que en las filas de las policías federales también hay actos corruptos… ¡y nadie dice nada!

Para José Antonio Álvarez, profesor investigador de la UNAM en temas de corrupción, “la maquinaria o el sistema no está cambiando”.

Señala además que pueden cambiar los modos “pero sigue habiendo modelos corruptos dentro de la policía, en la política y la administración pública”.

Es decir, el sistema en sí no ha cambiado “pero puede ser que se esté moviendo”.

Lo que importa son los datos concretos de la institución de las estadísticas: La corrupción en 2019 “se incrementó un 64.1% en comparación con 2017”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *