¿Sobresaturación hospitalaria?

revista4Q / 04 de 05 2020 / Por Juan Chávez

A días de haber sido declarada la fase 3, la pandemia incontenible no se deja "domar" como presume López Obrador.

Transcurrido este tiempo más del 55% de las camas destinadas a los enfermos de COVID-19 en el país, están ocupadas. Hay hospitales completamente ocupados por los infectados y las protestas del personal médico, por falta de equipos de protección, siguen dándose.


Ahora, médicos, enfermeras y demás personal de la salud del Hospital de La Raza y el hospital de Iztapalapa, ambos del IMSS, se manifestaron por falta de cubre bocas, mascarillas y batas que pese a haber sido descargadas de seis aviones y compradas en China, no llegan a las manos de quienes las requieren para ponerse a salvo de una contaminación.


El país cuenta con 618 hospitales y 12,682 camas para atender COVID-19 y el 55% de ellas ya se encuentran ocupadas. La sobresaturación está a la vuelta de la esquina. Pueda ser que a finales de la semana que corre ya no haya sitio para nuevos contaminados en ningún lugar. Habrá que improvisar, entonces, "hospitales" a un ritmo acelerado que nos alejará más de ese "doma" que L(i)opez ha metido en sus "supones" de gobierno.


En la "doma" gubernamental del coronavirus no se da cuenta de los hospitales privados que ya no tienen capacidad para atender nuevos enfermos.


El Español, Médica Sur y ABC, entre otros, han informado que ya no tienen camas disponibles para pacientes con COVID-19.


En el Valle de México, el epicentro de la pandemia, se tiene contemplado incrementar los espacios de cuidados intensivos, informó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.


O sea, el letal virus no "está siendo domado", como pretende el señor López.


Por lo pronto, hay una docena de nosocomios del sector salud saturados.


Hay otra cuestión, sin embargo, que salta en las cuestiones informativas que todos los días tanto en las mañaneras como en la vespertinillas, se manejan sobre las estadísticas más recientes de los avances del coronavirus.


Para el vocero de la pandemia Hugo López-Gatell hay COVID-19 leve, medio leve y grave. Esto, porque ha anunciado que el que padece la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, "es leve" y no amerita hospitalización, solo reclusión en casa. Así la llevamos...