DIA DEL NIÑO: PARA MUCHOS NADA QUÉ FESTEJAR

revista4Q / 30 de 04 2020 / Por Victor Olivares

El día del niño surge tras la primera guerra mundial en conmemoración de las víctimas infantiles que perecieron ante la brutalidad de los ejércitos y sus diabólicas perturbaciones humanas, la declaración de ginebra en 1924 buscó celebrar a los niños, pero también darle a conocer al mundo sus derechos y su protección.


Lo central, es recordarle al mundo que los niños son los que más sufren ante las crisis y problemas sociales a nivel mundial.


En México, tal parece que no hay nada que festejar, desde el punto de vista que los gobiernos han fallado en atender uno de los principales sectores de la sociedad y el más importante; "los niños". No es de sorprenderse que nuestro país se ha convertido en un campo peligroso no solo para las mujeres o para los periodistas, sino también para el sector más vulnerable de la sociedad que son nuestros infantes, pues la violencia también ha alcanzado a los menores, que en muchos casos han perdido la vida de manera violenta.


A diario millones de niños en México padecen hambre, miseria y miles de ellos tienen que trabajar para contribuir económicamente en sus hogares.


Mientras tanto, toda la clase política que gobierna en todos los niveles desde municipal, estatal y federal, se pronuncian a favor de los niños y lo conmemoran regalando un juguete, pero lo cierto es que ningún gobernante ha implementado una verdadera estrategia, ni leyes que realmente protejan a la niñez.


1.5 % de niños en México de entre 5 y 9 años trabajan y 6.3 % de niños de entre 10 y 13 años igualmente realizan algún tipo de trabajo. En México alrededor de 2 millones de niños y niñas no asisten a la escuela cifra que representa al 7.2% de la población.


En México se estima que 2 millones 500 mil niños se encuentran desempeñando algún trabajo infantil, muchos de ellos desarrollando trabajos de alto riesgo. El trabajo infantil representa muchos beneficios para dueños de empresas campesinas, comerciantes y sicarios del mundo del narcotráfico, porque se trata de mano de obra barata y que no genera impuestos, ni prestaciones y son fácilmente manipulables.


Las cifras que nadie quiere ver en México, revelan que en nuestra nación mueren en promedio 3 niños al día y 6 de cada 10 infantes mexicanos sufren violencia dentro y fuera de sus hogares. Además, se estima que de 2010 a 2020 han desparecido alrededor de 7 mil 800 niños y adolescentes.


Según información de la Red de los Derechos de la Infancia en nuestro país entre 2015 al 2019 se registraron 4, 299 homicidios de niños, niñas y adolescentes.


Asimismo, más de 2 mil niños son víctimas de agresiones sexuales.


Los niños son el futuro y se necesitan estrategias gubernamentales que realmente atiendan y hagan frente a los problemas que aquejan a los infantes. Es por ello que como padres conmemoremos a nuestros hijos, pero los gobiernos fallidos no tienen nada que festejar.