Extinción de fideicomisos, agua helada para la cultura

revista4Q / 15 de 04 2020 / Por Gustavo Cortés Campa

El lenguaje corporal del actor Daniel Giménez Cacho mostraba un talante muy alterado, enojo, furia. En reunión con el presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, Sergio Mayer, expresó su parecer en relación con los despiadados recortes al presupuesto de cultura (que afectó al teatro y cine), propuestos por el Ejecutivo y aprobados puntualmente por el Congreso.


Con lenguaje tajante, dijo: "Cuando (AMLO) trabajó aquí en la ciudad, fue un desastre bonito la cultura; no la conoce, no va al teatro, ni va al cine; no es una actividad de su vida ni la entiende..."


Algo pasó (perfectamente adivinable) y poco después, Giménez Cacho se rectificó a sí mismo en mensaje de tuiter: "Compa Cacho: Quiero reconocer (¿?), yo también, un error. Lo  central no es la relación del presidente con la cultura (¡!), ni que yo la juzgue. Me disculpo. Lo central son las políticas  públicas que refleja el Presupuesto de Egresos de la Federación del nuevo gobierno, la cultura no parece ser una prioridad". (¿Alguien por ahí sintió un "déja vu" con el "Caso Padilla", Habana 1971?)


ABRIL 2020.- Ahora no se trata de recortes, sino de la extinción de los fideicomisos. Pero, igual que en 2018, el golpe va parejo para la cultura, la ciencia, la educación, las becas, el turismo y varios otros  como el teatro y el cine, las artes plásticas.


Han transcurrido 14 meses y medio desde el exabrupto de Giménez Cacho y no se ha tenido noticia de su parecer ahora con la muy posible desaparición de Procine y otros relativos a la promoción teatral. Pero habría que esperar si otros personajes, como Joaquín Cosío, quien en aquellas fechas hizo una puntual y extensa relación de lo que consideraba muy negativo en el arranque del gobierno de la 4T, pero que "sigo apoyando a AMLO porque no hay oposición", o como Damián Alcázar, quien dijo tan tranquilo que "todo está perfecto, AMLO va con paso firme en las transformaciones y ha hecho cosas que jamás, ningún gobierno hizo".


Es un hecho conocido que López Obrador ha tenido el apoyo casi masivo de la gente de la academia, intelectuales de izquierda (desde la "moderada" a la "radical"), literatos, actores, productores de cine y teatro, dramaturgos, guionistas, pintores, compositores, cantantes, todos, desde por lo menos 2006, han sido decididos –y no pocos, recalcitrantes- pejistas.


Pero parece claro que en estos precisos momentos, no son pocos los que sufren el amargo cáliz del desengaño y padecen, parafraseando famosa canción, de corazón herido.


Pero ahora, las (leves) protestas vienen de otro tipo de artes (pintura, escultura, fotografía) y todo tipo de ciencias. 


Apareció la publicación de un documento, firmado por 600 personajes de las ciencias, las artes, la literatura, la academia, creadores en general, dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador, "muy preocupados" por el anuncio de la extinción de unos 281 fideicomisos, que no sólo le pega a gente de la farándula, sino de instituciones como el CIDE, Conacyt, Fonca y amenaza fondos de pensiones. (Si doña Cristina Kirchner, en su primer periodo presidencial, se fue sobre las pensiones de los trabajadores argentinos ¿por qué no AMLO podría hacer algo parecido?)


"NO HAY CORRUPCIÓN EN EL MANEJO": MARÍA MINERA


Dicen las notas periodísticas que “artistas, creadores y gestores” se han unido para  solicitar en carta al presidente “que reflexione” (¿No será pedir demasiado?) acerca de la extinción de los fideicomisos a partir del decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado dos de  abril.


Al respecto, la crítica de arte María Minera expuso lo siguiente: "Los miembros de la comunidad de las ciencias y artes estamos muy inquietos desde que se anunció este decreto, que es muy ambiguo. No sabemos exactamente qué fideicomisos se van a tocar ni de cuánto será el monto final de los dineros que van a desaparecer. Nos extraña que el presidente no dijera que el dinero se usará concretamente para paliar la pandemia, cosa que en alguna medida nos parecería justa y necesaria y estaríamos resignados".


Minera, quien colaboró en la redacción y firmó el documento "de los 600",  en cuanto a señalamientos surgidos del ámbito oficial, aclaró:


"Los fondos y fideicomisos no se usan, como se ha dicho, de una manera opaca y corrupta, sino todo lo contrario, son fondos de ahorro que se usan de manera puntual para proyectos en concreto, que ya están en desarrollo.


"No es justo que ese dinero, de la cultura y de la ciencia, sea visto como algo que puede ser prescindible en un momento como éste, y más cuando sabemos que el conocimiento científico es de las cosas que nos pondrán a salvo".


En el documento firmado por 600 personalidades, destacan nombres como Graciela Iturbide (Premio Hasselblad 2008, considerado el “Nobel de fotografía”), Vicente Rojo, Juan Villoro, Antonio Lazcano Araujo, uno de los grandes científicos mexicanos; Bárbara Jacobs, Hugo Hiriart, Maya Goded, Néstor García Canclini y muchos otros, quienes en inmensa mayoría, apoyaron fuertemente a López Obrador desde su primera candidatura en 2006 y que a lo largo de más de 20 años estuvieron manifestándole decidido apoyo.


¡OJO! PARA LA PANDEMIA… ¡NADA!


Es curioso que inclusive entre los críticos (muchísimos) de la extinción de los fideicomisos, no se haya puesto acento en el detalle que debería verse entre los más sustanciales:


El presidente López Obrador sólo ha sido congruente con sus incongruencias, y no podría dejar de serlo en esto de la extinción de los fideicomisos, básicamente en cuanto a que los fondos "se dedicarían al combate de la pandemia de coronavirus" (mencionado, al desgaire, en una "mañanera")


Veamos: Un documento publicado en el Diario Oficial de la Federación es, debe ser, un documento serio (ya se, es una perogrullada pero, bueno...).


Para ser preciso: Era, solía ser, un documento serio. Pero ahora con la 4T... ya no lo es tanto.


La crítica de arte María Minera, como se dijo líneas arriba, lamentó que el presidente "es muy ambiguo" y que "no dijo que se usará el dinero para paliar la pandemia". 


En este caso, es necesario salir en defensa del presidente. Si algo está claro en el decreto es que NO HAY UN SOLO CENTAVO PARA PALIAR LA PANDEMIA.


Transcribo literal del decreto del dos de abril (¿Para conmemorar la gran batalla para tomar Puebla en sólo cuatro horas por Porfirio Díaz?) donde dice muy clara y contundentemente:


Los fondos (250mmdp) de la extinción de los fideicomisos serán utilizados para:


1.- Fortalecer los programas sociales.


2.- Reactivación de la economía y otorgar créditos. (¿?)


3.- Apuntalar a Pemex ante la caída de precios. (¡!)


4.- Pagar deuda pública.


(Llegados a este punto, ya no se puede estar seguro qué realidad más cruda revela todo esto: si la situación económico/financiera del gobierno de la 4T es de espanto... o si la salud mental de la presidencia está para… (ahí muere).


-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-