Emergencia mundial

revista4Q / 26 de 03 2020 / Por Juan Chávez

La humanidad está virtualmente sumergida en los avances de la pandemia Covid-19. Se abre la computadora, se prende la TV, se escucha la radio, se busca en el celular ¿qué hay de nuevo de tan terrífico mal? 

La crisis es sanitaria, humanitaria, económica, bursátil, laboral. ¿Nadie sabe a ciencia cierta qué hacer? El encierro en casa es la mejor medicina... pero ¿hasta cuándo tendrá efecto?

Muchos piensan que la suspensión de clases en las escuelas de todos los niveles irá más allá del 20 de abril.

Los negocios cerrados, el turismo paralizado, los vuelos cancelados, el aislamiento de ciudades y países, están reflejando altos costos a la economía mundial.

Se teme por los empleos. El encierro los está matando. Los gobiernos lanzan programas financieros de apoyo. Nada. El coronavirus es dueño absoluto de la situación. Francia comunica haber encontrado una medicina efectiva para combatirlo y frenarlo. Hay dudas, nadie le cree. Sigue habiendo miles de infectados y miles también de muertos.

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo actualiza su impacto a la industria sin chimeneas y afirma que el turismo mundial perderá 2,100 millones de dólares y la pérdida de 75 millones de empleos, pero tales estimados no cuadran con las cifras que cada país afectado maneja.

En la región de América del Norte, México, Estados Unidos y Canadá podrían perderse hasta 570 millones de dólares, con siete millones de empleos en riesgo.

Pero la región Asia-Pacífico y Europa, las más castigadas, las cifras se disparan.

Hay una guerra de declaraciones entre los líderes de las potencias. Putin, de Rusia, ante un enorme escenario de hombres y mujeres de sus ejércitos, acusa a Europa y América de pretender ahogar al país. Considera que la pandemia fue desatada para destruir a los pueblos y enfriar la economía de la poderosa Rusia.

Trump, en la escalda, afirma que Estados Unidos es grande para mantenerse "encerrado" y anuncia que se abrirá. Habrá muertos, señala, pero si la economía y las finanzas son ahogadas por la pandemia, serán más los muertos.

No hay serenidad y menos solidaridad para enfrentar el virus mortal que el prestigiado columnista Héctor De Mauleón ve como "la puerta del infierno".

Más parece, sin embargo, como castigo de Dios. Como un adelanto de la guerra de Armagedón que el libro Revelaciones (el Apocalipsis), describe como la guerra del Todopoderoso para aplastar y desaparecer a los gobiernos del mundo.

En tanto, y fuera de lucubraciones, el gobierno de López Obrador (¡por fin!) parará a partir de este jueves.

Así lo anunció el subsecretario López-Gatell que consideró además que "será hasta septiembre u octubre cuando se supere la pandemia en el país".

Por el coronavirus pues, no más boleros mañaneros... por lo pronto. Aunque ya amenazó su autor con hacer sus matutinas declaraciones por la radio y televisión del Estado... y convertirlas en cadena nacional, si "los concesionarios" se suman a "su" proyecto... Usted que cree ¿Se sumarán? o ¿No se sumarán?