El grano y la masa subirán de precio

Quesadilla; también será gringa

revista4Q / 05 de 02 2020 / Por Juan Chávez

Dado que México está lejos de ser autosuficiente en maíz, pueque que la quesadilla también sea gringa.

Ello porque un porcentaje considerable de maíz blanco se importa de Estados Unidos, con un valor de 2,700 millones de dólares, año con año.

Por si fuera poco, este año la producción nacional caerá y las importaciones continuarán en niveles altos.

La caída se estima en 4.5% como consecuencia de la sequía en Sinaloa, que abatió el volumen de agua en las presas que alimentan los distritos de riego.

El gobierno de López Obrador, además, este 2020 recortó los apoyos de comercialización de la gramínea que da vida a la masa con que se elabora la tortilla para la quesadilla.

La tradición indica que la quesadilla es una tortilla de maíz o de harina de trigo doblada con queso, flor de calabaza, pollo, hongos, papa, etc.

Y por ser también dependientes del vecino del norte en trigo, es por lo que puede pensarse, libremente, que la quesadilla mata hambres, tiene su origen, por lo menos la materia prima, en EU.

El área de siembra en Sinaloa se reducirá en 8% y sólo estarán en producción de maíz blanco, 450 mil hectáreas.

El grano y la masa subirán de precio; no hay duda y la quesadilla, obvio, también se verá afectada.

Será el efecto dominó, aparte de las importaciones de maíz, del recorte presupuestal de 27 millones de pesos a la secretaría de Agricultura, que quedó en 47 mil 576 millones de pesos.

Total, una quesadilla de hongos, que a la vuelta de casa me la dan en 17 pesos salidita del comal, me va a costar quizá 20, arriba de marzo.

El Consejo Nacional Agropecuario de Rogelio García clama por una agricultura por contrato, tipo los granjeros norteamericanos, en lugar de los precios de garantía, fijados en seis mil pesos para la oleaginosa.

Comeríamos así quesadillas “por contrato”.