En quiebra mundo de pensiones

revista4Q / 05 de 01 2020 / Por Juan Chávez

Desde principios de este siglo 21 he insistido, una y otra vez, que las pensiones están quebrando las finanzas de los países que juegan a pagar cantidades de dinero a los trabajadores que deciden jubilarse.

Inclusive, en 2010 publiqué ni libro “Las pensiones de Dios”, en que sostuve que las pensiones no debieron existir jamás y que era preferible pagar mejores salarios a los trabajadores.

Hoy se advierte, sin embargo, que aún en los países desarrollados como Francia, España y el mismo Estados Unidos, sufren presiones de hombres y mujeres del mundo laboral que protestan por las míseras pensiones que recibirán o reciben al final de su ciclo laboral.

El costo de las pensiones en México, el representado por sus pasivos actuariales que está pagando y que pagará en las décadas por venir, asciende a 156% del Producto Interno Bruto (PIB) que a 2019 ascendía a 36 billones de pesos, es decir a 36 millones de millones de pesos.

¡Una cifra que asusta al más pintado! Y difícil de imaginar.

Tal estimación que repetimos surge de los pasivos contingentes del sistema de pensiones en México, fue hecha el año pasado por Francisco Aguirre4, director general de Valoraciones Actuariales del Norte.

Pero la voz oficial es más clara en el enredoso asunto de las pensiones que ya trae a las finanzas públicas del país por el callejón de las amarguras.

Ha declarado María del Carmen Fernández, titular de la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social de la secretaría de Hacienda, que en México, entre el IMSS y el ISSSTE, universidades, policías, empresas del Estado y bomberos existen más de mil sistemas de pensiones, lo que implica la pulverización de las jubilaciones y su tremenda desigualdad.

Las pensiones, en tal tesitura, son parte de la pobreza de más de 53 millones de mexicanos.

Lo peor: hay personas muertas que figuran todavía como pensionados. Esto me consta personalmente, pues mi esposa fallecida años sigue figurando en el padrón de jubilados y cada seis meses le llega el estado de cuenta de la afores a la que pertenecía.

Hay personas que a los 45 años ya cobran una pensión porque empezaron a trabajar muy jóvenes y cumplieron con los años que pide la ley para jubilarse.

La funcionaria se inclina por crear una secretaría especializada en pensiones. Se pretende solucionar el grava problema por la vía de la burocracia, la más fácil y absurda, claro.

Hay también la pretensión de reformar la ley de la materia y, por lo que hace a aumentar dos años a los 65 para la jubilación, ya el presidente López Obrador fue preciso: en mi gobierno no se aumentará la edad de retiro.

FRANCIA SE CAE

En Francia existen 45 sistemas de pensiones que el presidente Emmanuel Macrón quien reducir a uno, de acuerdo con reformas a la ley anunciadas por su gobierno.

Pero basto con el solo anuncio para que los trabadores por millones se echaran a las calles para protestar contra el propósito de Macrón de meterse al mundo de las pensiones.

Los trabajadores pararon el metro y los trenes. París quedó paralizado y los trabajadores ya precisaron que no cederán.

“No es la calle la que gobierna”, reitera Macrón lo que en 2003 el entonces primer ministro, Pierre

Raffarín señalara.

En 1960 existían cuatro contribuyentes francés por cada pensionado. En la actualidad, 1.7 contribuyentes cohabita por pensionado y este 2020 se estima que la cifra por pensionado disminuya a 1.5.

Esa es la cuestión toral a la que se añade el sistema de ahorro privado para las pensiones queChile

“invento” y que trascendió a México como el rotundo fracaso que es, donde el trabajador le tira a obtener entre 30 y 40% de su último salario. ¡Más miseria!