De visita en Centro de Exposiciones Zhongguancun, Pekín

revista4Q / 10 de 12 2019 / Por Gustavo Cortés Campa

Después de poco menos de 20 horas de vuelo -más dos horas de conexión en Vancouver- los miembros de la delegación del Club Primera Plana estamos ya en el muy elegante lobby del Novotel Beijing Peace Hotel, en el número 3 de Jinye Hutong, Waugh Fusing. Una zona urbana de ostensible alto nivel económico. Muy fifí, diría un clásico.

Tan es así, que exactamente a un lado se encuentra el hotel Waldorf Astoria, en cuya entrada vimos estacionados autos muy lujosos, pero destacadamente, un Rolls-Royce, de esos fabricados únicamente por pedido.

En tanto se arregla el registro y la asignación de habitaciones, Miguel Ángel Rocha Valencia insinúa su veteranía como viajero en China cuando nos informa: "A unas tres cuadras de aquí está el Barrio Chino". Elías Chávez y yo intercambiamos miradas de falso asombro y pregunto: "¿Hay un Barrio Chino en Pekín? ... sí puede ser". Y Elías esboza una sonrisa picaresca.

Rocha explica con desparpajo que, pues claro, es el Barrio tradicional y aclara: "Según tengo entendido, han cerrado ya muchos comercios, quedan unos cuántos". Asunto que confirma días después.

Al día siguiente por la mañana, en ruta hacia el Centro de Exposiciones Zhongguanoun, pudimos observar un panorama citadino de, digamos, primer mundo, pero no cualquier primer mundo, sino uno particularmente chino. Edificios imponentes, arquitectura de vanguardia: Anuncios de marcas internacionales -Chanel, Armani, Hugo Boss, Dior, Patek Philippe- con diseños impresionantes. Avenidas con cuatro o seis camellones arbolados, aceras amplias y limpísimas. Ni sombra de vendedores callejeros, ni de indigentes.

Hombres y mujeres vestidos con elegancia, moda occidental. Arturo Zárate hizo una observación que se repetiría los días siguientes y en otras ciudades: "No hay agentes de tránsito". (O, al menos, no a la vista).

Muy lejos en la memoria han quedado aquí aquellas fotos en revistas como Life en español -entre otras- donde se veía a multitudes en bicicleta a la espera de la luz verde del semáforo, todos con la misma indumentaria proporcionada por el partido: uniforme color gris y gorra con la estrella roja, no necesariamente coincidente con las medidas corporales de cada cual.

El economista José Inocencio Rodríguez Barrera (Chencho), miembro de la delegación, nos recuerda aquellas épocas de mediados de los años 70 del siglo pasado, cuando viajó como miembro de la Liga de Economistas Revolucionarios (del PRI) y conoció la China de Mao Tse Tung. Eran los momentos en que La Revolución Cultural estaba por fenecer, pero nadie en realidad podía adivinar entonces el desenlace, con el regreso de Deng Xiao Ping; la restructuración a fondo de la política económica -entre otros detalles- y la frase que ha dado la vuelta al mundo: "No importa el color del gato, lo importante es que cace ratones".

China es ahora una potencia industrial, tecnológica y comercial; sus productos inundan todo el mundo. Sorprende el vertiginoso ascenso del nivel de vida, sin precedente en la historia moderna. Por si fuera poco, su desarrollo militar preocupa profundamente a Estados Unidos.

*****************************************

El Centro de Exposiciones Zhongguanoun explica en sí mismo cómo ha sido el desarrollo explosivo de este país. Se trata del primer parque de alta tecnología, creado en 1978 como una plataforma de innovación independiente, que reúne 20 mil empresas, 40 universidades y colegios y 200 instituciones científicas.

Entre decenas de innovaciones, llama la atención la firma tecnológica Energy Conservation Enviromental Protection and New Energy.

Esta empresa transforma arena simple en diversos productos ecológicos. Por ejemplo, una vasija que permite el paso del aire, pero no se filtra el agua.

Un material impermeable que permite plantar árboles en el desierto y ladrillos para plazas públicas que filtran el agua, es decir, no retienen una gota, que también se puede utilizar en carreteras para evitar inundaciones y sirve para almacenaje y reciclado del líquido.

Así mismo, nos hacen una demostración donde ¡el petróleo crudo se filtra a través del agua! Valiosa innovación para limpieza en desastres por derrames de crudo por accidentes de barcos tanque, en un sistema denominado Intelligent Transportation.

En otro stand se presenta un prototipo de auto eléctrico no tripulado "el más ligero del mundo" y drones de tipo muy ligero, productos muy competitivos.

En otra zona se nos presenta una pantalla LED-3D que no requiere de una sala a oscuras y proyecta imágenes en tercera dimensión, con luz 30 veces mejor que en una sala de cine. Una innovación muy aprovechable para, por ejemplo, actividades educativas, como una aplicación para enseñar matemáticas y para diagnósticos médicos remotos.

Por la tarde, reunión con el cuerpo directivo del Diario de Pekín. Nos atiende Me Ton Jua, titular del Departamento Nacional e Información.

El Diario de Pekín es el más grande de la zona, con dos millones de ejemplares diarios en circulación, en tres ediciones: Diario del Pueblo, Diario Nocturno y Diario de Negocios. Tienen también Página Web y aplicaciones para información.

"Tenemos un dicho -dice Me Ton Jua- la mitad de un camino se da con el primer paso... los motivos son siempre el socialismo con características chinas, no copiamos a otros países… paz, solidaridad y emprendimiento".

Añade: "Hace dos mil años que decimos que los chinos debemos trabajar por nosotros mismos y también aprender por nosotros mismos, y tenemos en consecuencia la iniciativa de La Franja y la Ruta, del presidente Xi Jinpin.

Son ya 130 países que firmaron 197 convenios dentro del proyecto, "que es una ruta de la paz y la colaboración y disfrute compartido, y queremos que todos caminen esa ruta con esfuerzos conjuntos y esperamos más cooperación con el comercio".

A pregunta específica, considera que “las relaciones con Estados Unidos sólo es una entre otros países... tenemos que desarrollar buenas relaciones con otros países, no sólo con Estados Unidos..."

Concluye con otro dicho chino: "Los parientes son más conocidos cuando se frecuentan más".




---0-0-0-0-0-0-0-0—0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-