La CNTE y la 4T

revista4Q / 18 de 09 2019 / Por Juan Chávez

La CNTE con su plantón en la Cámara de Diputados, exige a los legisladores que cumplan con el acuerdo que obtuvieron del presidente López a fin de que sean entregadas las plazas ofrecidas a los egresados de las normales públicas.


Se trata del pase automático, una práctica, desde siempre, que en nada ha favorecido a la educación en el país.


Son, en síntesis, los normalistas convertidos en maestros o los maestros en normalistas. En muchos casos sin méritos para ejercer el apostolado de la enseñanza a los niños.


Hay normalistas, por ejemplo, que pasaron corriendo por sus planteles y no lograron acumular en sus mentes los conocimientos que deberían transmitir a las nuevas generaciones en las escuelas primarias.


Hemos señalado en innumerables ocasiones que el problema de la educación en México reside principalmente en las escuelas normales, sean rurales o no, y a las que el secretario de Educación Esteban Moctezuma se comprometió en transformar y capacitar para que produzcan auténticos pastores de la enseñanza. El término pastores que utilizo, lleva la intención de estar acorde con el presidente evangélico que nos gobierna.


Aquí cabe preguntar sí AMLO estaría dispuesto a enviar a su pequeño hijo, que cursa la primaria, a una escuela de Guerrero, Chiapas o Oaxaca que son las que domina la sección 22 del CNTE. ¿Usted qué cree?


Lo que es indiscutible, es el compromiso de campaña que el político tabasqueño estableció con el CNTE y que se explica en la concesión de la automatización otorgada, que le concede la plaza de maestro al egresado de estos planteles normalistas.


Por lo pronto, el plantón en San Lázaro perjudica principalmente a quienes llegan a pie al recinto legislativo, dado que tiendas de campaña y lonas ocupan la calle de Emiliano Zapata cerrando los pasos peatonales.


Los accesos vehiculares están libres pero podrían ser cerrados por los maestros en plantón si los diputados no plasman en la ley de la reforma educativa la petición concedida por acuerdo presidencial.


La cuestión es la tolerancia a las artes de los plantones, transmitidas a la CNTE por el capeón de ellas, el presidente López que en sus alforjas lleva el más largo y el que mayores perjuicios causó: el plantón por más de seis meses en Paseo de la Reforma en 2012, cuando sostuvo que Calderón le “había robado la Presidencia”.


No hay duda de que el plantón es la peculiar enseñanza de la 4T.


La CNTE convocó a 20 mil de sus integrantes para ese bloqueo a la Cámara de Diputados. Así que su presión, que comenzó la semana pasado con el cerco a todo el recinto, podría alargarse esta semana.