Seguridad, ¿dónde?

revista4Q / 10 de 08 2019 / Por Juan Chávez

El asalto a mano armada de la Casa de Moneda demuestra la inseguridad que impera en el país y, más que nada, la falta de previsión de las secretarías de seguridad local y federal... ¿Y la Guardia Nacional?...Bien, gracias.

A nadie se le había ocurrido que un solo guardia de seguridad privada, no puede impedir un asalto como el que se dio a la importante instalación del gobierno federal, en tan solo 10 minutos.

A las 9:30, tres mujeres y dos hombres perpetraron el evento y llegaron hasta la bóveda misma, que estaba abierta, para apoderarse de mil 567 centenarios y relojes de oro conmemorativos. Diez minutos después salieron tranquilos y abordaron el vehículo en que llegaron.

Por la tarde, la secretaría de Hacienda de Arturo Herrera, admitió el robo que fue estimado en unos 50 millones… aunque es mucho más, pues el centenario se cotiza en la actualidad en 33,168 pesos.

¿Qué hay cómplices? Por supuesto. ¿A quién se le ocurre dejar abierta la bóveda de la Casa de Moneda ubicada en Paseo de la Reforma 295, frente a la Glorieta de la Palma?.

El centenario es moneda conmemorativa que empezó a acuñarse en 1921, justo para conmemorar el Centenario de la consumación de la Independencia, cuando Agustín de Iturbide, con el Ejército Trigarante, entró triunfal a la ciudad de México y se despegó de la fila de la tropa para ir a besar a la Güera Rodríguez, la hermosa mujer de aquellos tiempos que está muy ligada a la guerra independentista, con amantes como el chamaco Bolívar que se encontraba en México antes de ir a luchar por la independencia de países sudamericanos, Humboldt y el propio Iturbide.

De oro la moneda, durante un tiempo dejó de acuñarse, lo que volvió a suceder en 1943, por la gran demanda que tuvo y tiene. 
Poco más de dos onzas hacen un kilogramo, así que los cinco asaltantes se llevaron en esos mil 567 centenarios, más de una tonelada, repartida entre cinco, más de 100 kilos para cada uno. ¿Cómo pudieron escapar tranquilos y con tal carga? ¿Y en 10 minutos? Aparte el peso del estuche de plástico que protege a la moneda.

Algo que se me antoja superior al guion de la serie “La Casa de Papel"

Y no deja de sorprender el descuido de la 4T de López Obrador de no mantener bajo seguridad a la saqueada Casa de Moneda y hay que demandarle que proteja con la GN al Banco de México y otras instalaciones que albergan la riqueza nacional.

De cualquier forma, el asalto a la Casa de Moneda pesa sobre el descuidado gobierno de AMLO que solo parece desparramar su poder en sus "mañaneras".