Los otros datos

revista4Q / 15 de 07 2019 / Por Juan Chávez

Con "los otros datos", estamos a toda madre... aunque económicamente nos esté arrastrando la China Hilaria.

Qué recesión ni que el carajo. Son los que no nos quieren y no aceptan el nuevo manejo de "nuestra economía", se suelta el de las conferencias de prensa mañaneras.

Para él, tres son los elementos que deciden ese "vamos bien":

Que el peso se mantenga estable y fuerte; que no haya inflación o que esté controlada y "que aunque haya menos crecimiento haya más desarrollo".

Todo lo demás, le vale corneta al presidente López que ve, en los que no están de acuerdo con él, por muy expertos que sean en materia económica, un nido de víboras que no lo dejan en paz y, según sus criterios de los "otros datos", están friega y friega a su 4T.

Ya hasta el Banco de México, parece estarse poniendo del lado del señor de "los otros datos", pues para el banco central "el riesgo es de una recesión ligera".

Así, quedamos entre la luz y la oscuridad.

O como asegura otros expertos, México está en una “recesión técnica” porque en los dos trimestres seguidos de esta año, su economía se contrajo a 0.2 de enero a marzo y de abril a junio no alcanzó tampoco siquiera el % en el crecimiento de su Producto Interno Bruto”, que se constriñó a O.4.

O como lo declara el nuevo secretario de Hacienda, Arturo Herrera, "estamos lejos, muy lejos de una recesión".

Pero Banxico y el Inegi, el 31 de este mes de julio, dirán la última palabra, que seguramente será la apertura de la tumba de nuestra economía.

Bank of America y Merrill Lynch consignan: México está en franca recesión porque ya acumuló dos trimestres sin crecimiento económico real.

La cuestión de la desacelerada economía mexicana, ya se politizó. AMLO alega que mientras haya desarrollo y distribución de la riqueza, los mexicanos no tienen razón para quejarse.

Lo que no dice, ¡claro!, es que su gobierno no logra ninguna de estas dos últimas cosas. Por lo menos, no para mantener tranquilos a los bolsillos que la pasan en exiguas situaciones, sin un quinto más a veces para comprar alimentos.

La realidad es cruda. Hay inflación, no hay inversiones en infraestructura, el desempleo aumenta y el peso vale cada día menos... frente a los productos que cada semana es necesario comprar para que la alacena no se quede sin frijoles ni arroz...