Sargazo Podría Arruinar Turismo en el caribe Mexicano

revista4Q / 27 de 06 2019 / Por Juan Chávez

Cómo si tuviera alma, la gigantesca alga responde a López Obrador que la considera problema "no gravísimo": ahí te mando una mancha de sargazo de 550 kilómetros de diámetro. Un volumen así trastocará a fondo la economía de Cancún, Puerto Morelos, Playa del Carmen y otras zonas que viven del turismo.

Diario se recolectan entre 12 y 15 toneladas en tierra y la tarea por limpiar las playas será desbordada con esa enorme mancha que se espera arribe la semana próxima a tierras quintanarroenses. 
El sargazo se acumula mar adentro y las corrientes y el viento lo azotan contra las costas del caribe mexicano.

La red de monitoreo de sargazo ha advertido que la enorme mancha de la planta acuática que se reproduce a gran velocidad, estará llegando a las costas de Quintana Roo en los próximos días. 
Y en algo, que parece una rectificación o aclaración a lo dicho por López Obrador sobre el sargazo, su gobierno ha declarado que será tratado como “problema de Estado”.

Pero 52 millones de pesos, que AMLO dispuso para atacarlo, no son suficientes. Según el gobierno de Carlos Joaquín González, se requieren más de mil millones de pesos para un plan que elimine la plaga que tanto afecta al turismo de ese estado del Caribe mexicano.

Este año, según la última estimación de la red de monitoreo de sargazo en Cancún, llegarán a la zona entre 800 mil y un millón de toneladas de esta alga, una cantidad que quintuplica las 170 mil toneladas registradas en 2018. 
Se trata pues de un problema gravísimo, aunque el presidente lo haya comparado como el de la basura de la ciudad de México.

La red es un observatorio ciudadano que usa información de 20 instituciones, entre ellas la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), para informar, prevenir y alertar sobre el arribo de sargazo a las costas mexicanas.

Usa también drones para ubicar los volúmenes que se mueven en dirección de las playas de Quintana Roo. De acuerdo a la secretaría de Marina suman 995 kilómetros de costa afectada y la garrafal mole que ha sido detectada, inundará todavía más las playas que perderán el encanto de sus aguas cristalinas por semanas enteras.

Un verano desastroso para Quintana Roo. No tiene remedio, aunque no sea "gravísimo".