Compra de alimentos a EU ¡va!

revista4Q / 12 de 06 2019 / Por Juan Chávez

Me tiene sorprendido que los analistas políticos sigan sin asimilar la advertencia de Trump extra acuerdo: “¡México ha acordado comenzar a comprar de forma inmediata, grandes cantidades de productos agrícolas de nuestros grandes agricultores todos patriotas!”.


Así lo tuiteo por segunda vez, luego de anunciarlo el viernes tras el acuerdo que calmó, temporalmente, el guillotinazo arancelario.


Y es que México, si no da muestras de estar conteniendo con éxito el flujo de migrantes centroamericanos en la frontera con Guatemala, podrá pasar, de “tercer país seguro” a “país de asilo”, de acuerdo con lo anunciado por el mismo Marcelo Ebrard que ayer, tras la “mañanera” de López Obrador quedó al frente de la “comisión especial para el control migratorio en la frontera sur”.


Como “tercer país seguro”, México estará recibiendo a los migrantes que Estados Unidos devuelva a las fronteras mexicanas en tanto les resuelve su “solicitud de asilo”. Esto toma tiempo al gobierno de Trump y, en tanto, nuestro país va a tener que dar comida y techo a los ilegales migrantes “regresados” a Tijuana, Nogales, Ciudad Juárez y otras ciudades fronterizas que han sido escogidas para recibir a los “regresados”.


México, en la primera situación que se le presentó en enero y febrero por las enormes caravanas de migrantes centroamericanos que materialmente invadieron el país, se vio obligado a adquirir de Brasil y otros países, maíz, frijol y otros productos del campo para dar de comer a los migrantes ilegales.


Ahora, como país que dará hospedaje a los solicitantes de asilo regresados por Estados Unidos, está ante la misma circunstancia. Y lo será más sí, como se prevé, al final de la negociación, evaluada a los 45 días y luego a los 90, es convertido por Trump en “país de asilo”.


Por lo pronto, y con toda esa comisión que encabeza Ebrard, a México se le abren las puertas del infierno porque tanto en el sur como en el norte, enfrentará serios y agudos problemas con los migrantes que intentan entrar a México y los miles que ya están en Estados Unidos y que este país plantará en las ciudades fronterizas mexicanas, en su “stand bay” por un asilo que a la inmensa mayoría le será negada.


Estados Unidos reconoce tener a 10 mil solicitantes en espera y los está remitiendo aceleradamente a las ciudades fronterizas mexicanas.


En el sur, apenas este miércoles comenzarán a actuar los seis mil efectivos militares y marinos de la afamada Guardia Nacional de López Obrador.


“Sólo partiéndoles el hocico, serán retenidos”, ha comentado Jorge Castañeda, prestigiado opinador político. Es decir, tendrá que echarse mano de la represión y pueque que haya derramamiento de sangre.


Y todo, será resultado, para México, del humillante acuerdo que el gobierno de Trump impuso al de su homólogo López.