'No habrá más concesiones mineras', tres doritos después: AMLO aplaude millonaria inversión de minera Arcelor Mittal

revista4Q / 11 de 06 2019 / Por J. Jesús Lemus

Otra vez el doble discurso del presidente López Obrador; mientras por un lado ha dicho que durante su administración no habrá más concesiones mineras, por otro se reunió con el dueño del grupo minero Arcelor Mittal, el gigante mundial en la producción de acero, para negociar una inversión de mil millones de dólares dentro –obviamente- de la industria minera.

En la reunión del presidente López Obrador y el empresario de origen indú Lakshmi N. Mittal, según el propio video que subió a las redes sociales la Presidencia de la República, destaca la postura del dueño de Arcelor Mittal, el que asegura tener un plan de negocios que integra todos los procesos desde minería hasta la producción de acero.

No lo dice en el video, pero ese plan de negocios, según los datos públicos establecidos en la lista de Proyectos Mineros de la Dirección General de Minas de la Secretaría de Economía, contempla la apertura de dos nuevas minas de extracción de hierro, El Volcán en el estado de Sonora, y La Luna en el estado de Durango.

Esas dos minas, que hasta el día de hoy se encuentran bajo el estatus de exploración, podrían entrar en operación en este mismo año, donde solo el proyecto minero El Volcán, ya ocasionó confrontación con los pobladores del municipio de Rosario Tesopaco, por el despojo del suelo que ha sufrido la comunidad.

El anuncio hecho con bombo y platillo sobre la reunión del presidente con el dueño del grupo minero Arcelor Mittal, donde se acordó impulsar el empleo y el desarrollo podría no verse de esa manera, si se considera que esta minera, que tiene asentada su principal fundidora de acero en el municipio de Lázaro Cárdenas, Michoacán, es una de las que al día de hoy financian a grupos de autodefensas ligados con el Cartel Jalisco Nueva Generación.

El financiamiento se hace en función de pagos por seguridad para preservar los intereses de la minera, que ha sido asediada en los últimos años por parte de otros carteles de las drogas que operan en la zona del Puerto de Lázaro Cárdenas, en donde algunos de sus directivos han sido víctimas de secuestros, extorsiones y asesinatos.

Arcelor Mittal que ahora se anuncia como bienhechora de la economía nacional, anunciando la apertura de cientos de empleos directos y miles de indirectos, cuenta con negros antecedentes en Michoacán, donde defensores del medio ambiente y de los derechos humanos la asocian con la desaparición de un periodista y el asesinato de un activista indígena defensor del territorio.

No solo eso, también se le asocia con la violencia generada en el municipio de Arteaga, Michoacán, donde Arcelor Mittal opera la mina de extracción de hierro Ordeña Vieja y ha confrontado a la población para no pagar regalías a los propietarios del suelo que se explota y que le deja beneficios económicos de más de 900 millones de dólares al año.

Minera Consentida

Arcelor Mittal forma parte del grupo de empresas mineras que en Michoacán, con el fin de explotar los grandes yacimientos de hierro allí existentes, ha obligado al desplazamiento poblacional de cientos de familias de los pueblos indígenas, a las que se les amedrenta con la presencia de células del crimen organizado y grupos de autodefensa.

Entre las mineras que al lado de Arcelor Mittal han empujado al desplazamiento poblacional de los dueños originarios del territorio, se encuentran Bell Copper Corporation, Fischer Watt Gold, Calissio Resources Group Inc., Catalyst Copper Corp., Kiliwa Mining Group, Cotton & Western Mining Inc., Minerals Resources Group, Endeavour Silver Corp., Geologix Explorations Inc., Global Resources Limited, Amarium Mineral Inc., Ternium, Terra Nova Gold Corp., Tianjin Binhai Harbor Port Int., Us Presious Metals Inc., Ningbo Yinyi Group Co., Ltd. Riverside Resources Inc., Rome Resources Ltd., S2C Global Resources y Silver Shield Resources Corp.

Por decir lo menos, Arcelor Mittal es una de las grandes beneficiarias de la política de entrega del territorio nacional que hicieron las administraciones de los presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto; casi el 20 por ciento de la superficie entregada en concesiones durante esos gobierno fue para esta minera.

Hay que recordar que entre el 2006 y el 2018, el 80 por ciento del territorio nacional entregado a mineras internacionales se ubicó en el estado de Michoacán. En ese reparto que se hizo sin mayor trámite que la sola autorización del Presidente de la República, las mineras más beneficiadas fueron Arcelor Mittal, Amarium Mineral Inc., Calissio Resources Group Inc., Catalyst Copper Corp., China Minerals Resources Group., Endeavour Silver Corp., Geologix Explorations Inc., Rome Resources Ltd., Silver Shield Resources Corp., S2c Global Resources, Ternium, Canasia Industries Corporation, Bell Copper Corporation, Cotton Western Mining, Terra Nova Gold Corporation, Tianjin Binjai Harbor Port., y Us Presious Metals Inc.

Reputación en Tela de Juicio

Jesús Sebastián Ortiz, líder indígena de la comunidad de Cherán, fue asesinado luego que en su localidad se anunciaron trabajos de exploración por parte de la minera Arcelor Mittal. A él lo movió la defensa del bosque, que intentaba ser rapado para el inicio de pruebas de exploración para la búsqueda de hierro. El mismo Jesús Sebastián Ortiz, ya había denunciado la colusión de funcionarios del gobierno estatal con el cartel de los Caballeros Templarios, los que sirvieron como guardias blancas a la trasnacional que entró en exploración de la zona.

En su última junta, Jesús Sebastián Ortiz habló de la forma de frenar la presencia del crimen organizado, que estaba consumiendo el bosque de la meseta purépecha michoacana. Sonriendo les dijo a sus camaradas que esa noche se persignaran para que no se les apareciera el diablo. Se perdió en lo oscuro de las calles de Cherán.

Jesús Sebastián nunca llegó a su casa. Unos vecinos sólo escucharon la forma en que dos camionetas derraparon en el mojado empedrado y se perdieron en la boca de lobo que fueron esa noche las pequeñas calles del poblado. El cuerpo del líder, apareció ocho días después. Oficialmente fue un secuestro por el que pidieron un millonario rescate que no se pagó, pero la víctima era tan pobre, como todos en Cherán, que apenas si se podía mantener con los magros ingresos que le dejaba el pastoreo menor.

El cadáver de Jesús Sebastián Ortiz, de 70 años de edad, no movió al gobierno estatal a dar una solución al urgente conflicto de la tala inmoderada en la zona boscosa de la entidad; al menos 32 mineras internacionales, entre ellas Arcelor Mittal, siguen realizando labores de exploración en toda la región de la reserva indígena del estado, en donde existen yacimientos de cobre, plata, hierro, zinc, plomo y oro, que son rastreados por emisarios de mineras de capital norteamericano, canadiense, australiano, indú, argentino, italiano y chino.

¿Y el Chino Apac?

A la minera Arcelor Mittal también se le relaciona en el estado de Michoacán con la desaparición del periodista José Antonio García Apac, la que –dice una de las líneas de investigación- pudo haber sido ordenada por un alto funcionario de la minera. Y es que este periodista, al igual que muchos de los desaparecidos o asesinados en Veracruz, trató de dar siempre voz a las comunidades indígenas que estaban siendo desplazadas por los proyectos mineros.

A él le preocupó particularmente las condiciones de trabajo en las que se encontraban los obreros de las mineras Arcelor Mittal Steel, en Lázaro Cárdenas; los trabajadores de la Compañía Minera El Baztán S.A. de C.V. en Huetamo, los de la Compañía Minera Los Encinos S.A. de C.V. en La Huacana; también los trabajadores de la Compañía Minera La Huacana, en el municipio de ese mismo nombre; y los de la Compañía Minera e Industrial de Michoacán, S.A. de C.V. en Huetamo.

Criticó de manera insistente que la empresa Arcelor Mittal Steel, de capital hindú, en Lázaro Cárdenas, estaba explotando vilmente a sus trabajadores, a los que se les negaba hasta la posibilidad de libre asociación sindical. El Chino Apac simplemente no regresó a su casa la noche del 20 de noviembre del 2006, luego de salir “en busca de la noticia”.