Universitarios contra la inseguridad

revista4Q / 03 de 05 2019 / Por Juan Chávez

Estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM se lanzaron este viernes a la calle para protestar por el asesinato de Aideé Mendoza en su salón de clases del CCH Oriente. La procuraduría de Justicia de la CDMX inclina sus investigaciones a una bala perdida que entró por la puerta del aula que se encontraba abierta “por el calor”.

Pero la protesta estudiantil es también por el asesinato, hace dos años, de Levy Berlín Rivera que fue encontrada muerta colgada del cable de un teléfono público en área de la Facultad de Ingeniería, en Ciudad Universitaria. 
El sangriento 1968 tuvo su origen en la muerte de un estudiante de la vocacional 5 del Instituto Politécnico Nacional, acecido en un encuentro con alumnos de la preparatoria particular Isaac Ochoterena, en la Ciudadela.

La protesta del estudiantado de Ciencias Políticas, escuela que jugó un relevante papel en 1968, fue para exigir seguridad. 
Marcharon de La Bombilla a la Rectoría en CU, y no faltó quien opinara que así, con una débil marcha, comenzó aquel gran movimiento de estudiantes que culminó con la matanza de Tlatelolco.

La PJCDMX pidió disculpas, el jueves, por las fallas en las investigaciones del asesinato de Levy. 
Hay pues una mecha encendida… que anuncia una creciente protesta estudiantil, si no se ofrecen resultados creíbles por esa bala perdida que “entró por la puerta” para matar a Aideé.

La inseguridad trae de la gamarra a la sociedad entera, pero hasta ahora, no había tocado al cuerpo estudiantil. Hay riesgo real de que la protesta se extienda, sobre todo porque el pasado viernes mismo, una estudiante de instituto Politécnico Nacional fue herida en el microbús en que se trasladaba, allá por los rumbos de La Raza, a su escuela.

¡Aguas!