PRI alza voz; candado a reelección

revista4Q / 20 de 03 2019 / Por Juan Chávez

Aliada fundamental de AMLO para llevarlo a la Presidencia, la CNTE sitió el Palacio de San Lázaro con cientos de tiendas de campaña de alta montaña, refugio de maestros que dejaron sin clases a miles de niños.

El "campamento" centista clausuró las entradas y salidas del recinto camaral y nadie entró ni salió, lo que obligó a diputados a trabajar en el Sanborn?s más próximo a la cámara Baja.


Mientras, en el Senado, el PRI lanzaba una iniciativa para poner rígido candado constitucional a las aspiraciones de reelección por las que el presidente López suspira, a pesar de la carta compromiso que ayer firmó para frenar las especulaciones.


Pero también en el ínter, Morena, o sea López Obrador, cedió ante las huestes del CNTE que logró mantener la relación laboral entre el magisterio y el gobierno federal en el apartado B del artículo 123 de la Constitución.


Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, se encargaría después de subrayar que en la reforma educativa promovida por Obrador, desaparecería el "carácter punitivo" de la evaluación a los maestros.


La evaluación misma, como tal, desaparecerá y será sustituida por otro nombre.


También se concesionó quitar el examen de ingreso a los docentes, de tal suerte que, según Delgado se estaba ya en condiciones para levantar el "campamento" de la CNTE que ahogó a la Cámara.


En tanto, Manuel Añorve en el Senado, por la bancada del PRI, presentaba la iniciativa de reforma constitucional para poner cerrojo a la revocación de mandato o confirmación que Obrador quiere se vote en las elecciones intermedias de 2021.


En rigor, se trata de que la reelección pueda ser objeto de consulta popular.


Un madrazo directo a la quijada del buen López que en la mañana, en Palacio Nacional, había firmado su compromiso de "no reelegirse".


El senador Añorve señaló:


"Ponerle un candado al artículo 35 (de la Carta Magna) que incluya la no reelección del presidente de la República mediante una consulta popular". No basta, señaló, con firmar una carta compromiso de no reelección.


"No podemos pecar de inocentes; resulta evidente que la revocación de mandato que busca promover el actual gobierno, puede abrir la puerta para modificar de manera paulatina los plazos que establece el artículo 83 constitucional", precisó el legislador. Por eso, el PRI en el Senado busca poner el candado para evitar la reelección presidencial por medio de la consulta popular.


O sea, para que quede claro, el PRI, por primera vez, toma su lugar como partido opositor y frena "las ansias de novillero" del nobel presidente de México. La propuesta, en esencia, es que en el 35 se establezcan también los plazos que fija el 83, para cerrarle todas las puertas a las ambiciones de AMLO. En síntesis, el PRI ha vuelto a la "gran refriega". Eso parece ser.