Lo institucional no cuenta

revista4Q / 21 de 03 2019 / Por Juan Chávez

Como en campaña solía declarar "al diablo las instituciones", igual hace como presidente de la República López Obrador.

Haberse reunido en lo oscurito con el yerno y asesor de Donald Trump el martes por la noche en casa del copresidente de Televisa, Bernardo Gómez, significó falta de respeto a lo que debe darse en el marco institucional.


El tabasqueño no abandona sus dichos y actitudes de campaña. Sigue igual. Además, actúa sin mirar al pasado. La condecoración del Águila Azteca que Peña Nieto otorgó a Jared Kushner en los últimos días de su mandato, fue acremente criticada por Obrador y su partido Morena.


Le pareció entonces un forma agachona del mandatario que ya se iba, cuando en verdad solo consistió en un reconocimiento al yerno y asesor de Donald Trump por su apoyo en el logró del nuevo tratado comercial México, Canadá y Estados Unidos, denominado T-MEC, antes de que concluyera el sexenio del priista.


Ahora, con esa cena-reunión, Obrador no solo atropello la institucionalidad de la investidura presidencial al trasladar la política exterior a la casa de un particular, si no que con tal encuentro, ratificó la bondad de la máxima presea mexicana otorgada al marido de Yovanka, la hija de Trump.


O sea: la condecoración fue bien merecida... aunque el tabasqueño y sus corifeos hayan escandalizado antes. López, a manera de disculpa, que no cabe por la envergadura del puesto que ocupa, dijo en su mañanera del miércoles que la cena reunión en casa del alto directivo de Televisa, se llevó a cabo porque éste es "amigo común".


Resalta, entre los temas abordados, los 10 mil millones de dólares que Trump va a dar a México y Centroamérica para el desarrollo "regional".


Y para que se vea si no López Obrador es también un vendido, ya declaró que si hay que firmar, viajará a Washington. De los 10 mil millones de dólares ofrecidos, a México corresponderían 5 mil millones. En otras palabras, y para que quede claro, con dinero baila el perro. ¿O no?