¿Y la lana para la guardia?

revista4Q / 05 de 03 2019 / Por Juan Chávez

La Guardia Nacional pasó la prueba de las dos cámaras del Congreso de la Unión. Los diputados, el pasado jueves, le dieron su bendición: 463 votos a favor, uno en contra. En el Senado, ya se ha celebrado con demasía, la aprobación fue unánime.

Ahora, viene lo más peliagudo: la lana, el dinero para echarla andar y sostenerla en acción. Un gasto de más de 400 mil millones de pesos en el gobierno de López Obrador. Una cifra que solo contempla el pago de los primeros 80 mil integrantes que, según Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública, estarán formando parte de la GN este año.

Un elemento de la Policía Federal, actualmente, tiene un sueldo mensual que oscila entre los 12 mil pesos. Por ahí, con estas tijeras, échese el recorte: 80 mil por 12 mil, una simple operación aritmética, ¿no? Pero que asusta, porque hay que convertirla a pesos. Sí, algo así como 128 mil millones de pesos por año.

Durazo anuncia que este mismo mes de marzo, la GN iniciará la lucha contra el crimen organizado. Ya no habrá más operativos: 600 elementos de la afamada guardia estarán permanentemente acantonados, en principio, en las regiones con mayor violencia. Luego seguirá el segundo paso: la acción de la GN en las 300 y pico de regiones en que ha sido dividido el país para ir al combate por la recuperación de la seguridad nacional.

Se van a requerir como 400 mil elementos guardianes en la tan glorificada Guardia Nacional. Faltó un transitorio, en las reformas constitucionales, que obligara a la Cámara de Diputados a presupuestar el renglón especial del gasto de la GN.

El otro problema es la capacidad instalada para el numeroso cuerpo que ya cuenta con la bendición constitucional del Congreso. Falta la aprobación de 17 legislaturas para completar el ciclo de toda reforma a la Carta Magna. Pero esto es pecata minuta. Morena cuenta con la mayoría de los congresos locales, 19.

En principio, la GN la conformarán los 18 mil policías federales, 35 mil de la policía militar (Ejército), 8 mil de la policía naval y 18 mil por reclutamiento. El alistamiento estará abierto en forma permanente hasta llegar a los 400 mil integrantes que, estiman las cifras oficiales, son necesarios para apagar los multihomicidios del crimen organizado de todos los días.

Lo que tampoco existe es la capacidad instalada para capacitar... a no ser que sea en los grandes cuarteles del Ejército. También de nones son los transportes y las armas, que tendrán que ser más poderosas que las de los criminales, para parar una guardia que no le falle a López Obrador.

En fin, lo relevante ahora, tras su aprobación avasalladora por diputados y senadores, es el marco legal que se ha creado para que las fuerzas armadas, convertidas en Guardia Nacional, actúen con todas las de la ley en la lucha contra el narco crimen. Debemos ser positivos y esperar que tal paso sea para bien de México. Lo persiguió Calderón, lo persiguió Peña y lo consolidó López. ¡En buena hora!