Fin a terror penitenciario

revista4Q / 22 de 02 2019 / Por Juan Chávez

Aunque siga como rey mediático, el presidente López Obrador, antes que amnistía, se dispone a liberar a 200 presos de los 600 que purgan su sentencia en la isla María Madre de las Islas Marías. Según lo describió en Durango, donde hizo el anuncio, se trata de sentenciados que, conforme a la ley, pueden ser liberados.

Las Islas Marías, declaradas patrimonio natural de la humanidad por la ONU, serán convertidas en un centro artístico, cultural y medioambiental de acuerdo con el proyecto del gobierno obradorcista. En 2010, la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (CEPAL) la decretó reserva a de la biósfera y en tal tesitura estableció no convertir en centro turístico ninguna de las tres islas de ese paradisiaco archipiélago mexicano.

Hace 103 años Porfirio Díaz las convirtió en penal para delincuentes de alta peligrosidad a quienes, andando el tiempo, se les abrieron fuentes de trabajo y su familia tuvo oportunidad de vivir con ellos en la Isla Madre. Pero también fue prisión para presos políticos a los que así se alejaba del resto del país.

Uno de ellos fue José Revueltas, el escritor que estuvo más de 10 años en esa prisión ignominiosa que desaparecerá y donde escribió su gran novela "Los muros de agua". La prisión fue considerada el "Alcatraz mexicano", no obstante lo cual se registraron sonadas fugas, más de 70. Llegó a tener una población de ocho mil internos y en los últimos tiempos registra únicamente 600.

¿Dónde van a parar los 400 presos que no gozarán de la libertad concedida por AMLO a sus otros 200 congéneres?De acuerdo con el presidente, serán distribuidos en cárceles cercanas al domicilio de sus familias. Mucha cuerda a esos presidiarios ¿no?.

Hay quien opina que en tanto López Obrador desaparece el penal de las Islas Marías, el Congreso aprueba la iniciativa que calificará como delitos graves a nuevas 9 infracciones a las leyes. Entre ellos figura el huachicoleo, la corrupción y delitos electorales.

Bajo el signo de "restablecer la paz" se enmarcó la reforma al 19 constitucional para introducir al catálogo de delitos graves a 9 conductas criminales más.