Duelo 'mítico' en Marte

revista4Q / 14 de 02 2019 / Por Juan Chávez

Marte volvió a quedarse solo, con sus parajes yermos y su desolación... esperando que, como se ha anunciado, alguna vez llegue a sus horizontes el hombre, decidido a poblarlo.

El robot que le hizo compañía en los últimos 15 años, fue declarado "muerto", luego que el año pasado un tormenta de polvo gigante que cubrió todo el planeta rojo, le destrozara su sistema de comunicación además de impedirle recargar sus baterías solares.


La ciencia espacial, que dio grandes pasos con la continua información y fotos que "Oportunity" envió a la Tierra en ese tiempo, está de "luto". La NASA declaró muerto al robot, luego de haber perdido todo contacto con él desde el 10 de junio de 2018.


"Oportunity" se hizo longevo en Marte. Programado para vivir 90 días, se aventó 15 años en sus aventuras marcianas. En su misión recorrió más de 45 kilómetros con su equipo todo terreno y confirmó que en Marte existió agua alguna vez. También envió 217,594 imágenes a la Tierra, que están disponibles en Internet, dice orgullosa la NASA.

"Engullido por una tormenta de polvo que envolvió al planeta entero, ¿no había final más apropiado para una misión perfecta y valiente que la de Oportunity?", dijo a la AFP Frank Hartman, que manejó el robot durante siete años.


La misión de ese robot, no más grande que un carrito de golf, merece el reconocimiento del orbe y no solo de los científicos que lo crearon, le programaron su misión y lo guiaron desde este mundo que se hunde entre los desbocados e ineficientes planes de gobierno de sus líderes.

Cada país vive sus historias, azotado por dictaduras o por el populismo autoritario, sea de derecha o de izquierda, que parte de sus posiciones antisistemáticas con la pretensión de cambiar todo lo hecho en los tiempos pasados.

En esas andanzas anda Trump que ya ve, en la propuesta del senador Ted Cruz, echar mano de la riqueza que en Estados Unidos acumuló El Chapo, para financiar su anhelado muro fronterizo. Será, en tal caso, el muro de la ignominia, levantado con la fortuna que producen las drogas malditas.


Aquí, mientras la NASA despedía a su criatura "muerta" en Marte, López Obrador reiteraba, por enésima ocasión, "la necesidad de la Guardia Nacional" y acusaba de "simuladores" a los expertos e integrantes de la sociedad civil que se han manifestado en contra de darle todo (¿el país íntegro?) al Ejército y a la Marina.


Los arañazos que "Oportunity" le dio a Marte para desentrañar en algo la historia de nuestro sistema solar, ante tales posturas de esos líderes descomponedores de sus sociedades, van a perderse de nuevo en el infinito.