Encrucijada económica con AMLO

revista4Q / 03 de 02 2019 / Por Juan Chávez

El presidente López Obrador ha dado por terminada "oficialmente", dijo, la guerra contra el crimen organizado.

Algo, que prende más focos a la desconfianza en su gobierno, dado que la tal "guerra" fue una ocurrencia de discurso del entonces presidente Calderón, el 11 de diciembre de 2006.

Quiso Calderón con un término de tal calado infundir energía al combate que se aprestaba dar, en su naciente gobierno, al narco crimen, lo que no hizo más que incrementar la violencia entre los cárteles de la droga y registrar cifras altas de homicidios dolosos.

No cabe utilizar el concepto "oficial" para darles otros enfoques al combate diario a los integrantes de los grupos que comercian ilícitamente con drogas.

López Obrador tiene otra "guerra": la que ha emprendido contra los huachicoleros y no la declaró "oficialmente". Simplemente se ha referido a los operativos contra el robo de combustibles, como algo que forma parte de su lucha contra la corrupción.

Pero hay enormes descuidos en su gobierno. El bloqueo de las vías del ferrocarril en Michoacán, es uno que le cuesta a la nación miles de millones de pesos. Llegó a estimarse que por día de bloqueo se perdieron más de 300 millones de pesos.

Algo igual sucede con las 45 huelgas que los trabajadores de maquiladoras hicieron estallar en Matamoros, aparte de que 15 empresas han declarado abandonar el país porque no están en condiciones de atender las demandas laborales de un incremento salarial de 20% y un bono por 32 mil pesos al año.

Las empresas que están dispuestas a abandonar el país corresponden al sector automotriz y electrónico.

En ambos problemas, el gobierno de López Obrador se ha hecho a un lado, señalando que los mismos son cuestiones locales y por ende deberán ser resueltos por los gobernadores de Michoacán y Tamaulipas.

Pero ahora, los dolores de cabeza ya empezaron a golpear a los hombres y mujeres del círculo rojo obradorcista.

La secretaría del Trabajo de AMLO analiza elaborar un programa de incentivos a las maquiladoras de Matamoros que se declaren imposibilitadas para atender las demandas de los trabajadores.

El subsecretario del Trabajo, Alfredo Domínguez Marrufo, detalló que para la dependencia federal resultan preocupantes los señalamientos de los líderes empresariales de la industria maquiladora respecto a la salida de 15 plantas maquiladoras por la huelga que estalló el 12 de enero.

25 maquiladoras cedieron a las exigencias de los trabajadores y el paro fue levantado.

A ciencia cierta la STPS misma ignora cuántos trabajadores resultarían afectados con el cierre de las 15 empresas automotrices y electrónicas, en virtud de que las maquiladoras registran plantas laborales de 80 a 40,000 empleados.

Estamos pues en el umbral de una catástrofe económica a la que hay que sumar la descalificación crediticia de Pemex por parte de calificadoras internacionales.

Una de ellas, es Moody`s que acusa de debilidad institucional a México, en tanto Fitch a la que López ha señalado de falta de seriedad, subraya los tres factores en que fundó su reprobación: corrupción, violencia e inseguridad.

¿Cómo la ve?