Recetas mediáticas no le fallan

revista4Q / 16 de 01 2019 / Por Juan Chávez

La guerra contra el huachicoleo seguirá, igual que la escasez de gasolina, pero los medios dirigirán sus reflectores a otro tema. Al de la Guardia Nacional, aunque la polémica, en parte, haya sido ya sustanciada con la decisión del propio López Obrador de que la comande un civil.

Habrá de garantizarse, en el nuevo dictamen a las reformas constitucionales propuestas por el presidente, la existencia de las policías municipales y estatales.

Se les exigirá, por supuesto, capacitación tipo militar que, obvio, correrá a cargo del Ejército y Marina.

Pero todo apunta a que, en el periodo extraordinario a que convocó la Cámara de Diputados, al creación de la GN, pase la primera parte del Congreso Constituyente, sin problemas de estacionamiento.

Con los 9 votos que el PRD ofreció en diciembre a la fracción morenista, se completarán los dos tercios de votos que se requieren para el caso de las reformas constitucionales. Es decir: dos tercios de los diputados asistentes a la sesión del jueves, en que seguramente se someterá al pleno la votación del dictamen aprobatorio.

No se espera, como ya sucedió, la ausencia de casi 50 legisladores morenistas que originaron que otra reforma constitucional no pasara en el periodo ordinario.

Luego, con la minuta enviada al Senado, el órgano comandado por Ricardo Monreal tendrá materia para desahogar el segundo trámite de los cambios a la Carta Magna que serán el sustento de la guardia nacional.

Del Senado saldrá la minuta que recorrerá las legislaturas locales y cuando se tengan 17, se declarará constitucional la integración de la Guardia Nacional con miles de elementos del Ejército, Marina y Fuerza Aérea. Por supuesto también contarán los de la Policía Federal.

Mientras, la guerra contra el huachicol enfrenta serias dificultades.

En primera, 39 tanqueros se hallan en puertos del Golfo y Manzanillo en la costa del Pacífico, en espera de poder descargar gasolina, diésel y gas licuado de petróleo, lo que retrasa la distribución de combustibles importados en 10 estados del país y la ciudad de México.

Esta prevista ya la reapertura de los seis ductos cerrados por órdenes del presidente López, en su guerra contra el huachicol. Lamentablemente, y a pesar de que suman cinco mil las pipas que sobre ruedas están surtiendo de refinados a más de 11 mil gasolineras que existen en el país, la distribución es lenta y no propicia la descarga de los combustibles de los barcos tanque.

Las filas de autos en las estaciones son todavía muy largas misma que desparecerán cuando se abran de nuevo las tuberías de la red cerradas en la primera operación contra el huachicoleo.

También en tanto, hay que consignar que Nissan anuncia el despido de trabajadores de su planta en Aguascalientes y que en diciembre se perdieron más de 300 mil empleos.

Con esto último, el acelerado desempleo que promueve el actual gobierno, está rebotando trabajadores calificados para ser reclutados por las bandas de huachicoleros o del narco.