Guardia Nacional marcha...uno-dos...uno-dos

revista4Q / 11 de 01 2019 / Por Juan Chávez

Mucho escozor genero la iniciativa original del presidente López Obrador para la creación de la Guardia Nacional que combatirá al crimen organizado.

Las reformas constitucionales propuestas marcaban a ese cuerpo militar-policiaco con mando a cargo del secretario de la Defensa Nacional.

La diputada de Morena, Tatiana Clouthier, ex vocera de AMLO en campaña, pintó su raya en las audiencias públicas convocadas por la Cámara de Diputados y se opuso a una Guardia Nacional al mando de militares.

Pidió que si no fuese así, que el plazo se redujera a 3 años y no a 5 como quería imponerlo Mario Delgado, el coordinador de los diputados morenistas que hacen mayoría, porque, advirtió, serían las fuerzas armadas las que decidieran al presidente de 2024.

Los gobernadores y presidente municipales también clamaron por un mando civil, lo que ayer quedó definido y así se aprobará en el periodo extraordinario de enero 16-17, convocado para aprobar los cambios necesarios a la Constitución para abrir el vientre nacional que habrá de dar a luz al bebe GN para combatir a los cárteles de la droga.

Quedan colgando de la hebra otras cuestiones de importancia como el qué hacer con las policías municipales y estatales, dado que la Guardia Nacional estará constituida por más de 60 mil elementos, la mayoría del Ejército y la Armada.

La súper secretaría de Seguridad Pública de Alfonso Durazo, por lo pronto, es vista como la que estará al frente de la GN, de acuerdo con lo que precisó el general Luis Crescencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional.

Dijo que desde la Carta Magna se reconoce el poder civil de las instituciones armadas y recordó que desde hace 100 años, un civil, el presidente de la República, es el comandante supremo de las mismas.

Así las cosas, la GN está en marcha: uno-dos... uno-dos.

Hay que esperar que sea para bien y no resulte una fumarola más, de simples intenciones y de esperanza siempre frustrada... por el oficialismo todopoderoso.