AMLO SERÁ PRESIDENTE CON FUERO

revista4Q / 28 de 11 2018 / Por JUAN CHÁVEZ

Es el primer gran tropezón de la cuarta transformación que quiere López Obrador: ¡Debutará como Presidente con fuero!

Es la realidad, por lo menos hasta que el 28 de diciembre, una vez regañados y a lo mejor castigados, los diputados de Morena estén en las buenas y en las malas.

Por ausencia de 43 diputados del Movimiento de Regeneración Nacional, el partido político formado por el tabasqueño y con el que llegó a la Presidencia con más de 30 millones de votos, no pudo integrarse la votación calificada.

De esta forma, los partidos de oposición votaron en lo particular contra tres de las reformas constitucionales, y la iniciativa de reformas a la Carta Magna que derrumbaría el privilegio del fuero a los funcionarios públicos, incluido el presidente de la República, se quedó en el limbo.

El hecho, refuerza la hipocresía propia de la dictadura, que no es capaz, siquiera, de poner orden en sus filas.

El proyecto fue aprobado en lo general por 469 de los 500 diputados que integran el órgano de San Lázaro.

En la discusión en lo particular, legisladores del PAN, PRI, PRD Y MC rechazaron tres de los seis artículos constitucionales que se debatían, lo que consagró la estela de decepción de López que no podrá presentarse como "presidente sin fuero".

El bloque Morena-PT-PES no logró los 334 votos requeridos para hacer cambios a la Constitución.

Los 43 diputados morenistas ausentes crucificaron el primer "sueño glorioso2 del líder de la 4T.

"Perdió el pueblo mexicano", se apresuró a enmendar la plana el coordinador de Morena en la cámara Baja, Mario Delgado. De acuerdo, pero... ¿por culpa de quiénes? ¡De Morena, de sus diputados irresponsables!

Pero no fue todo.

Ayer miércoles, el Poder Judicial, en defensa de su autonomía, se blindó contra la injerencia de otros poderes ?Ejecutivo y Legislativo -que atenten contra su independencia.

Jueces y magistrados federales elaboraron una "demanda de amparo modelo" para enfrentar leyes e iniciativas de reformas legales y constitucionales de parte del Congreso que atenten contra la autonomía del Poder Judicial.

O sea, el rompimiento entre los poderes de la Unión ya está aquí, a horas (48 para ser precisos) de que López sea investido jefe del Ejecutivo.

Los funcionarios judiciales declararon a Milenio que es el inicio de la batalla legal contra el nuevo gobierno por violar la autonomía del PJF.

Otro trancazo, directo, se lo mandó el Banco de México con seria advertencia.

Banxico reconoció este miércoles que la incertidumbre alrededor de las decisiones del próximo gobierno de López Obrador "están condicionando el futuro de la economía del país".

¿Puede creerse aún que con el tabasqueño le irá bien a los mexicanos?