ZITLALA: LUGAR DONDE LOS HOMBRES TIGRE OFRENDAN SU SANGRE Y HACEN LLOVER

revista4Q / 30 de 10 2018 / Por Víctor Olivares Quarenta

Zitlala, población de origen náhuatl en el estado de guerrero es un pueblo muy particular ya que su población tiene una forma única para festejar, pues los pobladores disfrazados con grandes mascaras de tigres se organizan para enfrentarse a golpes con látigos hechos de lazo, hasta cansarse, a este festejo se le conoce popularmente como las "Tigradas".

Los primeros días de Mayo dan inicio los festejos y los tigres que van a participar en la peleas rituales restauran y elaboran sus máscaras hechas de cuero grueso que terminadas cubren toda la cabeza, pues de jabalí y están pintadas de amarillo con franjas o rayas negras , pesadas y hasta impresionantes. Para el día 5 de mayo los tigres se reúnen frente a la cabecera, son guerreros que llegan de diferentes comunidades vecinas así como de la cabecera municipal. Máscaras, vestimenta y el hombre preparados para la acción, portan en su mano una reata corta que termina con un nudo grueso para hacer más brutales los golpes otra enredada en el estómago para proteger los riñones. Se ponen de acuerdo los réferis y se van eligiendo de acuerdo a la misma estatura, edad y peso, para que los rivales comiencen la batalla.



Pero en poblaciones aledañas como el rancho de las lomas y la esperanza se organizan otro tipo de peleas menos conocidas pero más brutales, donde la población organiza las peleas callejeras más feroces a puñetazo limpio para celebrar una tradición de 500 años de antigüedad.

Los festejos tienen bailes, danzas, mezcal y máscaras. Hombres, mujeres y niños participan en el festejo y las peleas, cada quien con su cada cual, no hay desventajas y así conmemorar las batallas de la antigüedad contra el Imperio azteca.

Al pelear los pobladores están ofreciendo la sangre derramada a tlaloc, dios de la lluvia, para que este traiga buenas cosechas y buen temporal de lluvia para la siembra. Previamente los rituales religiosos son muy parecidos a los que se realizan en casi todo México donde los pobladores, rezan, cantan y ofrecen copal a los santos católicos y a los prehispánicos como tlaloc deidad del antiguo pueblo Azteca.

El festival surgió hace más de 500 años, cuando los aztecas habrían llegado hasta las comunidades nahuas para llevarse a las mujeres. En aquel entonces los hombres usaban faldas para tratar de engañar a los invasores, antes de comenzar el combate mano a mano con el fin de proteger a sus mujeres. Hoy es una tradición donde la sangre derramada se entrega y ofrece al dios para que el agua caiga con la lluvia, los guerreros terminan sus peleas y se abrazan, sin represalias ni venganzas.