HONGOS "LA CARNE DE LOS MONTES"

revista4Q / 15 de 10 2018 / Por Víctor Olivares Quarenta

Llegan las lluvias y los hongos comienzan a brotar en la tierra fértil de los llanos y de los montes, es tiempo de salir a buscarlos pues es tradicional que la gente se levante temprano y vaya en compañía de amigos o familiares a recolectarlos, desde muy temprano antes de que salga el sol, los buscadores de hongos recorren varios kilómetros para encontrar este manjar, que si tienes suerte, puedes encontrarlos en abundancia, pero también se dice que si no los conoces o si no los sabes buscar, puedes regresar con las manos vacías; si esto te sucede, por surte puedes encontrar diversos tipos de hongos en el mercado.

Buscar hongos es también una práctica que se realiza desde tiempos antiguos y existen diversas formas de cocinarlos; en chile verde o rojo, en sopa, asados, en fin, desde los platillos más tradicionales hasta los más exóticos, el chiste es deleitarse con este manjar que nos regala el monte.

Existen diferentes tipos; duraznos, enchilados, trompetas, panzas, orejas, patas de pájaro (por mencionar algunos), los diferentes hongos comestibles son considerados como el "sustituto de la carne", esto por su elevado contenido de proteínas, vitaminas y minerales, además de que son capaces de generar antioxidantes que ayudan a reforzar el sistema inmunológico, respiratorio, circulatorio, neurológico, digestivo y cardio-vascular.

Es cierto que cualquiera puede ir personalmente a honguear, pero reconocerlos no cualquiera, se necesita de alguien que haya heredado este conocimiento ya que puedes confundirte con los traviesos hongos locos. Como cada año, las especies comestibles de hongos que conocemos nos seguirán acompañando en las mesas de nuestros hogares, "Exquisita carne del monte".