Una o dos cervezas al día son suficientes para obtener beneficios a la salud

CERVEZA ARTESANAL: TIPOS, PROCESO Y OCHO APORTACIONES A LA SALUD

revista4Q / 17 de 09 2018 / Por Por: Oscar Fari Olivares

Los mexicanos amamos la cerveza y los números no nos dejan mentir; a nivel mundial nuestro país se encuentra en el sexto lugar de consumo y en el segundo de Latinoamérica. Por esta razón y asumiendo siempre un consumo responsable, el mundo de la cerveza artesanal que comenzó en México a mediados de los 90´s por la marca Cosaco, es un mercado que actualmente ofrece una amplia gama de sabores y estilos, mismos que brindan al consumidor una verdadera experiencia de sabor, que va más allá de las marcas populares (Cervecería Cuauhtémoc-Moctezuma y Grupo Modelo).


Actualmente la cultura cervecera artesanal suma diariamente a más seguidores, pues además de tener presencia en más de 180 países, la clave de su éxito deriva en su variedad, estilos y elaboración, pues entre las cervezas claras y oscuras encontramos las que son tipo Laguer, Ale, Pale Ale, Cervezas de trigo, Cervezas Stout, Cervezas Porter, etc... según sea el selecto gusto de cada consumidor.


Cabe mencionar también que es muy común que muchos consumidores nuevos se confundan con los términos y tipos de cerveza a la hora de ofrecerles la carta, por esta razón nos dimos a la tarea de publicar algunos de los términos y tipos más comunes de la cerveza artesanal, así como ocho de las aportaciones de la cerveza a la salud. Toma nota y que no te agarren desapercibido a la hora de elegir una refrescante cerveza artesanal.


Lagers

Las lagers son el tipo de cerveza más común que se fabrica hoy en día: normalmente son claras, aunque también hay oscuras. Se sirve fría y la levadura es su ingrediente diferenciador. Contienen un alto porcentaje de malta clara y poco o nada de malta tostada y caramelizada, normalmente son hechas con poco lúpulo y contienen una graduación alcohólica relativamente baja, entre 3,5 y 5% APV (Alcohol Por Volumen). Dentro de las lagers están las Pilisner, la Dortmunster, la Schwarzbier y la Viena.


Ale

La cerveza Ale se fermenta utilizando "Saccharomyces cerevisiae", un tipo de levadura muy común que también se utiliza para hacer pan. En el inicio de los tiempos, se aromatizaba con una mezcla de hierbas o especias antes de la fermentación. Más tarde, esta práctica fue remplazada por el uso del lúpulo. Las Ale pueden ser oscuras o pálidas, con mucho o poco cuerpo, pueden tener un nivel de alcohol más alto a 3,5 y 5% APV (Alcohol Por Volumen) y poseen un sabor semi amargo. Esto depende de la cantidad de lúpulo y del grado de maduración que logre. El término "aAle" es un nombre que abarca todas las cervezas de fermentación alta.


Pale Ale

La cerveza pale ale, que en español significa "ale pálida" o "ale clara", es un tipo de cerveza que es obtenida mediante fermentación templada, empleando principalmente una variedad de malta conocida como malta clara, este tipo de malta hace que la cerveza presente un color más claro que otras cervezas tipo ale. Una cerveza Pale genuina tiene un color bronce y frecuentemente un rojo ambarino que los ingleses obtuvieron al utilizar malta que nombraban precisamente Pale Ale. Además de tener el color antes descrito, contienen alrededor de 6.2% APV (Alcohol Por Volumen), su sabor a lúpulo es de medio a intenso y posee ciertos toques sabor a nuez.


Cerveza de Trigo

Las cervezas de trigo son cervezas de fermentación alta, elaboradas con una mezcla de trigo y cebada.Normalmente contienen una mezcla entre un 50% y un 70% de malta de trigo, y el resto de malta de cebada. Son cervezas de color pálido, son ligeras y por lo regular tienen un contenido alcohólico bajo (3%). Las dos variedades más importantes de cerveza de trigo son la Witbier (Belga) y la Weizenbier o Weissbier (Alemana). Habitualmente las belgas suelen ser más ácidas y refrescantes, se usa una parte de trigo sin maltear y se suele añadir otros ingredientes como cáscara de naranja o cilantro. Las alemanas por el contrario suelen ser más densas, tienen un color ligeramente más oscuro y su principal característica es el aroma a clavo aportado por la levadura utilizada.


Stout

La cerveza Stout se caracteriza por su color oscuro, casi negro, por su intenso sabor tostado, por su cremosidad y su espuma densa. Posee un sabor dulce que proviene de las maltas caramelizadas y contiene un alto porcentaje alcohólico que va desde un 6% a un 12%. También se puede notar un olor ahumado. Las cervezas Porter son para muchos un tipo más de Stout, pero algo menos oscuras y potentes. Son también cervezas ale muy ricas en lúpulo.


Indian Pale Ale

Las denominadas Indian Pale Ale (IPA) Es un tipo de cerveza muy lupulada, moderadamente fuerte, con un final seco y aroma y sabor claramente a lúpulo. Las IPA deben de tener un nivel de alcohol de 5 a 7,5 % APV (Alcohol Por Volumen). La procedencia del lúpulo y su color diferencian muchas clases de IPA, ya sean American IPA, English IPA o incluso Red IPA o Black IPA.


Hablar de IPA, por tanto, es hablar, principalmente de lúpulo: de aromas y de amargor. El lúpulo es la flor que se usa en el proceso cervecero para entregar amargor, sabor y aroma a la cerveza. Y una cerveza muy lupulada será aquella a la que se ha querido añadir ese extra de sabor y amargor que le da dicho ingrediente.


Las cervezas catalogadas como India Pale Ale, se caracterizan por cuatro aspectos básicos: Son cervezas de alta fermentación, presentan un color pálido anaranjado similar al ámbar, su graduación alcohólica oscila entre 5,1º y 7,6º y poseen un mayor aporte de lúpulo, que proporciona un mayor grado de amargor, aparte de una serie de matices aromáticos y de sabor particulares.


Tipos de IPA

English IPA: Esta es la IPA que se basa en la receta original inglesa en la que emplean lúpulos nobles clásicos de origen británico.

American IPA: Este tipo de cerveza es la reinterpretación estadounidense de las décadas de 1970 y 1980. Esta IPA es la más consumida actualmente y emplea lúpulos americanos, los cuales son más concentrados que los que utilizan los británicos.

Double o Imperial IPA: Es básicamente una IPA con más de todo: más alcohol (suele estar por encima del 7,5%) y más amargor, casi siempre por encima de 60 IBUs (International Bitterness Unit) siglas en ingles que significan "Unidad Internacional de amargor".

Triple IPA: Las Triple IPA son el siguiente paso en la evolución de las doble IPAs, contienen más alcohol y más lúpulo, con cifras cercanas al 10% de graduación y los 100 IBUs.

White IPA: Esta IPA es esencialmente la combinación de dos estilos bastante diferentes: una American IPA y una cerveza de trigo estilo witbier belga, esta combinación unifica el amargor de la primera y el dulzor de la segunda.

Black IPA: Si por definición una IPA es una India Pale Ale elaborada con maltas pálidas, ésta es todo lo contrario, ya que se emplean maltas oscuras para producir una cerveza negra con todo el amargor de una IPA tradicional.

Session IPA: Como todas las cervezas que llevan la palabra session en su nombre, ésta es una IPA de baja graduación alcohólica, a veces incluso por debajo del 4%.


PROCESO ARTESANAL DE LA CERVEZA


El sistema de elaboración de la cerveza artesanal se da en cinco etapas básicas: maceración, cocción, enfriamiento, fermentación y envasado. Dentro de este proceso son fundamentales 4 ingredientes que son: levadura, lúpulo, agua y cebada. Para garantizar la calidad del producto los lotes de producción de cerveza artesanal tienen un máximo de 7500L por caldera de cocción. No se admite el uso de carbonatadores para gasificar la cerveza de manera artificial.


El proceso artesanal debe ser un proceso que empieza a partir de la partición del grano. No pueden utilizarse ningún tipo de extracto para la obtención del mosto (jugo) de la cerveza. Tampoco se permite el uso de conservantes, colorantes, estabilizantes o antioxidantes sintéticos. En algunas variedades su composición puede incluir otras materias primas naturales para aromatizar el producto, como frutas, café, chocolate o especias.




8 APORTACIONES DE LA CERVEZA ARTESANAL A LA SALUD


Cabe destacar que diversos estudios han revelado que la cerveza artesanal aporta ciertos beneficios a la salud, siempre y cuando esta se consuma de manera moderada. Estos beneficios se le atribuyen gracias a su proceso de elaboración y a la calidad de sus ingredientes.


A continuación, te presentamos 8 beneficios de la cerveza artesanal para la salud, haciendo mención a que no es necesario el consumo excesivo, pues con una o dos cervezas al día es suficiente para obtener los siguientes beneficios:


1 Reduce la probabilidad de tener cálculos renales:


La cerveza contiene más de un 90% de agua. Si bien la ingesta de grandes cantidades de alcohol induce a la deshidratación, el porcentaje de alcohol que se encuentra en una cerveza es mucho menor al porcentaje de agua que contiene, y por consiguiente, es beneficioso para nuestros riñones. Se realizó un estudio en Finlandia con un resultado de aminoración del riesgo de desarrollo de cálculos renales en un 40% en hombres que consumían cerveza de manera diaria. El agua y el lúpulo presente en la cerveza ayudan a evitar la formación de piedras.


2 Evita el estreñimiento:


La cerveza es la bebida con mayor aportación de fibra soluble en nuestra dieta, especialmente la cerveza negra. La fibra se caracteriza por aumentar los movimientos peristálticos del intestino.


3 Previene la formación de coágulos sanguíneos:

Los coágulos sanguíneos pueden crearse dentro de las venas y las arterias y bloquear de forma parcial o total el flujo sanguíneo. Numerosos estudios han demostrado que el consumo moderado de cerveza artesanal produce un incremento de HDL, el denominado colesterol bueno, ayudando así al organismo a prevenir la formación de coágulos, reduciendo, o manteniendo a raya el LDL o colesterol malo.


La cerveza artesanal contiene también diversos nutrientes como vitaminas del grupo B (especialmente ácido fólico), fibra y minerales (silicio, potasio, magnesio y poco sodio). Asimismo, uno de los polifenoles (antioxidantes naturales) más destacados de la cerveza es el xanthohumol, presente en el lúpulo. Evidencias científicas relacionan, tanto el xanthoumol, como el bajo contenido alcohólico que contiene la cerveza con efectos protectores en la salud cardiovascular. Así pues, la cerveza reduce las posibilidades de sufrir ataques de corazón. Hay una relación directa al consumo de cerveza de forma moderada con una menor propensión al desarrollo de hipertensión, el cual es factor de riesgo de sufrir un infarto.


4 Incrementa la densidad ósea:


La cerveza artesanal contiene una gran cantidad de minerales. Entre ellos, destaca el silicio biodisponible, partícipe en la creación y reparación de los huesos. Las personas de edad avanzada que han consumido cerveza artesana diariamente tienen una mayor densidad ósea, por tanto, ha habido un retraso en la pérdida de la densidad ósea.


5 Previene el insomnio


La cerveza artesana, así como el vino, también tiene la tendencia natural de poner soñolientas a las personas, cosa que nos ayudará a dormir plácidamente. De igual manera, la cerveza permite combatir el estrés; el consumo de cerveza después de una jornada laboral disminuye el estrés o las angustias relacionadas con el trabajo.


6 Reduce el riesgo de ciertos tipos de cáncer


Si bien, el consumo excesivo de alcohol es un factor de riesgo de cáncer, el consumo de una buena cerveza llena de antioxidantes, así como la maceración de la carne con la cerveza, eliminan, en gran parte, agentes potencialmente carcinógenos, ayudándo a la prevención de determinados cánceres.


7 Puede contribuir al retraso de la menopausia


Encontramos en la cerveza una concentración notable de fitoestrógenos, unos compuestos químicos muy similares a los estrógenos naturales, los cuales pueden contribuir al retraso de la aparición de la menopausia.


8 Puede prevenir enfermedades crónicas y el envejecimiento celular


Algunas vitaminas presentes en la cerveza regeneran la piel y desempeñan un papel positivo sobre los pigmentos. La cerveza artesana se caracteriza por contener polifenoles, provenientes tanto de la malta como del lúpulo. Estos polifenoles, a su vez, contienen antioxidantes, los cuáles previenen las enfermedades crónicas. La cerveza artesana contiene la misma cantidad de polifenoles que el vino tinto, y seis veces más que el vino blanco. Las IPAs, por ejemplo, son uno de los tipos de cerveza con más polifenoles.