Un pueblo lleno de tradiciones y diversidad inagotable

MALINALCO: "FLOR CULTURAL DEL ESTADO DE MÉXICO"

revista4Q / 04 de 12 2017 / Por Por: Oscar Fari Olivares Quarenta

Hasta el momento, el Estado de México cuenta con trece municipios nombrados "Pueblo Mágico" entre estos se encuentra indudablemente el enigmático pueblo llamado "Malinalco". Ahí, el clima y las montañas resguardan un hermoso pueblo lleno de tradiciones y diversidad inagotable. Su ubicación geográfica le permite gozar de un clima bastante agradable y por lo tanto de tierras fértiles donde crece casi todo tipo de flora y fauna.


Caminar a pie sus calles y conocer cada detalle de su arquitectura, de su historia y de su acervo cultural, es sin duda un gozo que sólo este pueblo único puede ofrecer. La calidez de su gente se mezcla armoniosamente con la presencia de los visitantes, creando un vínculo que permite una estancia agradable y llena de nuevas experiencias.


Malinalco es un lugar de incomparable belleza, se pueden encontrar múltiples opciones de esparcimiento y diversos lugares para disfrutar de la mejor gastronomía del lugar. Este pueblo típico atesora en sus casas, templos, reservas naturales y calles, un sinfín de buenas energías de las cuales todos podemos formar parte.


Su clima semicálido es propicio para disfrutar de sus ricas nieves o un chapuzón en sus balnearios con albercas de aguas cristalinas. Tiene una temperatura media anual de 20°C y máxima de 34.8° C. Así mismo, si de entretenimiento se trata, existen múltiples actividades de esparcimiento: juegos extremos, museos, senderismo, ciclismo y motociclismo de montaña, festivales culturales, zona arqueológica, albercas, entre otras opciones.


GASTRONOMÍA


El pan es un elemento típico de la gastronomía de este lugar. Se vuelve una delicia irresistible hallar canastas repletas de los panes llamados borrachos, mestizas, polveadas, moños, pelucas y bolillos. El pan de Malinalco, por lo general, aún se prepara en grandes hornos de barro y se utiliza madera de ocote y encino, lo cual le otorga su inconfundible sabor.


También son representativas, dentro del conjunto de platillos típicos, las recetas que toman como base carne de conejo o de trucha. De igual manera, las creaciones con cecina son variadas y muy sabrosas. Imposible no degustar los tradicionales tacos, elotes preparados y calientes tlacoyos. Con respecto a la trucha, está la "trucha estilo Malinalco", que incluye un relleno de ajo, jitomate, epazote, chile y mantequilla. Por último y no por eso menos importante, es muy recomendado probar sus
tradicionales y sabrosas nieves de frutas naturales. Las hay de Limón, zapote negro, piña, mamey, guanábana, arroz? (entre muchos sabores más).



ARTESANÍAS


La talla en madera es una de las artesanías principales que Malinalco ofrece a sus visitantes, no obstante, se puede encontrar desde pulseras y collares tejidos en hilo o alambre, hasta bordados, rebozos, pinturas, barro y diseños en herrería. (por mencionar algunos).




ZONA ARQUEOLÓGICA Y EX CONVENTO


Cabe destacar que la zona arqueológica de Malinalco conocida como "El Cerro de los Ídolos" fue descubierta en 1933, data de la época Mexica y se localiza en la parte superior de un cerro. Ahí, el Cuauhcalli (Casa de las Águilas) Además de poseer una vista impresionante de todo el pueblo, es una construcción prehispánica de culto, ya que a este lugar acudían los mejores guerreros para continuar con una preparación aún más trascendental. Esta zona arqueológica es un importante punto que se debe conocer a detalle y vivir en experiencia propia la atmósfera mística que aún flota en el ambiente. La zona arqueológica se encuentra abierta al público de martes a domingo, de 9:00 a 17:30 horas.



Por otra parte, el ex convento fundado en 1540 por frailes Agustinos, es una bellísima construcción ubicada en la calle Hidalgo del centro de Malinalco, a esta construcción la conforman el Convento de la Transfiguración y la Iglesia del Divino Salvador.


En este ex convento Agustino, los indígenas fueron clave para su construcción, ya que trabajaron exhaustivamente bajo el cargo del encomendero ?Cristóbal Rodríguez de Ávalos?. No obstante, la planta baja del edificio conventual y la iglesia fueron construidos al mismo tiempo, concluyéndolos en 1560. Para 1568 se esperaba ya la instalación de los recuadros y se comenta que para este sitio trabajó el pintor de origen flamenco Simón Pereyns. Cabe destacar que las pinturas de paredes y bóvedas del ex convento, fueron realizadas por artistas indígenas. Dichas pinturas muestran la flora y fauna representativa del lugar.



Paradójicamente Cuahucalli y convento fortaleza están uno frente al otro; continuidad religiosa y época prehispánica, elementos atrayentes y joyas invaluables que posee Malinalco, Estado de México.


Malinalco te espera con las puertas abiertas todos los días del año, no dejes de visitar este lugar en la ruta de los pueblos mágicos del Estado de México.